Luto nacional
 
21 de octubre de 2020
 
   
     
     
Últimos artículos
Registren a este Gobierno [ABC]
Un chulángano aquí y un rey allí [ABC]
La tormenta perfecta [ABC]
Estafa [ABC]
La jodienda [ABC]
Sin liquidez y en las peores manos [ABC]
La bruja Lola con toga [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
23 de julio de 2004

Se equivoca Borbolla


Bien que lo siento, pero se equivoca. Lo siento por la razón sencilla de que Don José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán es de los pocos amigos que un servidor tiene en el mundo de la política y sus aledaños, del cual sólo puedo subrayar virtudes públicas y personales.

Honesto, leal, divertido y brillante, su partido le negó la posibilidad de ser alcalde de Sevilla --hubiera sido el mejor de toda la democracia-- cuando tenía opciones para serlo y le dejó vendido la vez que le presentó a la elecciones, vez aquella en la que perdió. Anteriormente había sido cocinado lento por Alfonso Guerra y hubo de elaborar no pocos trayectos alternativos para poder llegar al puerto estable que en política significa un lugar al sol en el seno del partido. A pesar de todos los pesares, jamás le he oído hablar mal del PSOE. Nunca.

Ha sido crítico en la intimidad y ha mostrado no poco cabreo con algunas medidas concretas de los gobiernos de aquí y de allá, pero sin facilitar que nadie pudiera colarse por esa fisura y montarle un cisma. Es listo. No obstante su claridad de ideas, su poco dogmatismo y su inexistente sectarismo, me ha sorprendido el error de concepto civil que ha exhibido al juzgar como lo ha hecho la iniciativa de políticos de complexión ideológica e histórica fuerte como Escuredo, Clavero y Rojas Marcos, los cuales, ya sabemos, han elaborado una llamada a la sociedad civil a través de la cual despertar el adocenamiento “autonómico” al que se ha acomodado Andalucía.

Las “rebeliones democráticas” que tanto le han gustado a los socialistas cuando han estado en la oposición, no forman parte del ideario inmediato de sus líderes cuando estos disfrutan de la mullida sensación de una buena moqueta: que tres viejos mosqueteros con la vida resuelta, la memoria satisfecha y la despensa llena hayan tenido que calzarse de nuevo las mallas y salir a los balcones a alertar a la gente de que, o nos despertamos, o nos vamos a quedar dormidos muchos, muchos años, es una muestra de honradez civil que no puede ser despachada de la forma que lo ha sido por el ex-presidente de la Junta. Ha dicho Borbolla, más o menos, que la sociedad articula alternativas políticas a través de los partidos y que Andalucía ya está bien defendida por Chaves y sus lumbreras, que han resultado electos y, por lo tanto, son los legitimados para luchar por los intereses de los ciudadanos.

Algo parecido a aquello de “haga usted como yo: no se meta en política”. Papaíto Rodríguez ya cuida de nosotros día y noche. Pues no, no creo que sea así.

¿Desde cuando no estamos los ciudadanos legitimados para, a título personal o colectivo, agitar debidamente las conciencias de aquellos que conforman la masa social?. ¿Sólo es cosa de los políticos profesionales el atisbar futuros mejores y poner en marcha los resortes necesarios?. ¿Debemos resignarnos a ver pasar el futuro con la camiseta de otro sin intentar nada y sin dar la voz de alarma?.

No debería Pepe caer en la tentación de lo obvio: quien toma medidas, como resulta evidente, es quien ostenta el poder, que para tal ha resultado elegido; pero los ciudadanos son libres de asomarse a los balcones a remover las ansias adormiladas de sus semejantes, especialmente cuando consideran que se encuentran a las puertas de agravios de muy hondas consecuencias.

También eso resulta obvio. Bien sabe Borbolla que sus amigos no le vamos a pedir que se inmole a las puertas de la sede local, pero sí que abra públicamente su lúcido capote y le instrumente dos verónicas ajustadas a esta realidad tan incierta que nos espera. Y que lo haga ya, que han sonado dos avisos.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.