21 de mayo de 2024
 
   
     
     
Últimos artículos
Deterioro eres tú, corazón [ABC]
Audaz salto al vacío [ABC]
Yo voto de sábado a sábado [ABC]
Las cosas de la termita [ABC]
Otra vez el «Francomodín» [ABC]
RTVE, el carguero de Baltimore [ABC]
«Nine to Five» [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
4 de abril de 2024

Otra vez el «Francomodín»


Cuando se recurre a Franco es que la cosa escuece mucho y hay que despistar con lo fácil

Muy mal debe de sentar lo de Begoña Gómez y sus relaciones comerciales con las empresas que la patrocinan como para sacar el 'Francomodín' a la vuelta de un largo viaje por Arabia. La izquierda mediática y los propagandistas de Moncloa estrujan sus meninges para intentar por todos los medios que los asombrosos titulares que hacen referencia a la esposa del presidente del Gobierno no cuajen demasiadas horas en la de por sí frágil memoria de los consumidores españoles de información política. Begoña, siempre en vanguardia, es protagonista diaria de revelaciones sorprendentes que muestran el desahogo conceptual y práctico con el que los socialistas afrontan su relación con la decencia, y para despistar, para procurar que se hable de otras cosas, los lamelibranquios de la Opinión Sincronizada organizan conciertos de trompetería para amortiguar el escándalo que supone que la mujer del líder haga negocios con los empresarios que apoyan sus reuniones del té de las cinco. Así vimos ayer hasta la saciedad a Luis Rubiales de acá para allá, en entrevista o en escapada, en directo o en diferido, siendo protagonista de un tiempo aparatosamente desmesurado, con la clara intención de hacer verdad la teoría de Steve Bannon según la cual hay que inundar el campo de mierda para que un escándalo haga olvidar el del día anterior. Aunque nada hay como Franco para conjurar las maldiciones que se ciernen sobre un socialista en apuros: tras un periplo por la península arábiga, lugar donde refugiarse de las inclemencias interiores españolas, el Falcon sanchista aterrizó simbólicamente en Cuelgamuros para visitar, ¡oh sorpresa!, los enterramientos del Valle de los Caídos, aparentemente preocupado por las exhumaciones que, a requerimiento de familiares, se realizan en aquel inmenso cementerio.

Cuando se recurre a Franco, a los muertos en las cunetas o a los enterrados bajo la Cruz y los Evangelistas de Juan de Ávalos, es que la cosa escuece mucho y hay que despistar con lo fácil, no sea que la información se recaliente en exceso y Begoña ocupe más portadas de las debidas. Reconozcamos la habilidad: al enemigo se le puede detestar pero no menospreciar, y estos tíos se ganan el sueldo gracias a este tipo de argucias, cosa que nunca sabrá hacer su némesis de derechas, o si la hace la hará más burdamente: se trata de bucear en el imaginario bíblico de la izquierda y encontrar el argumentario de manual con el que entretener a los cafeteros de la Casa del Pueblo. La Guerra Civil es ideal para eso y para lo que haga falta. Sacamos al ministro de turno diciendo la estupidez de que hay más muertos en cunetas que en Camboya y después fotografiamos a Sánchez con un par de calaveras. Ciclo completo. Siempre habrá un puñado de cretinos que se crea lo primero y se emocione como lo segundo. Y Begoña podrá tener un respiro durante algunas horas, aunque al cabo de la espuma sincronizada la realidad vuelva tozuda a las portadas como las olas a la orilla. A ver qué se les ocurre mañana.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.