21 de mayo de 2024
 
   
     
     
Últimos artículos
Deterioro eres tú, corazón [ABC]
Audaz salto al vacío [ABC]
Yo voto de sábado a sábado [ABC]
Las cosas de la termita [ABC]
Otra vez el «Francomodín» [ABC]
RTVE, el carguero de Baltimore [ABC]
«Nine to Five» [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
21 de marzo de 2024

«Nine to Five»


El informe del CGPJ sobre la amnistía es una forma de situar al Gobierno de este arrebatacapas ante la realidad de su sinrazón

La canción es de Dolly Parton. Con permiso de Sheena Easton. La película era 'Cómo eliminar a tu jefe'. Corrían los ochenta, cuando todos éramos jóvenes. Los más viejos del lugar se acordarán. Nueve a cinco. La cosa tenía que ver con los horarios del trabajo, nada que ver con lo de ayer, pero tiene su gracia. Al ver los titulares y la votación del Poder Judicial me ha venido un efluvio cuarenta años después. Nueve de los dieciséis vocales del órgano de gobierno de los jueces han considerado que la ley de la amnistía, vaya por Dios, es inconstitucional.

Que no. Que por mucho que se pongan, es más cierto lo que los socialistas decían dos días antes del 23-J: los escribidores de la Constitución no incluyeron conscientemente la posibilidad de administrar amnistías, tal vez porque no contemplaban la llegada de Pedro Sánchez y su banda, pero no la incluyeron. Pensaban lo mismo que afirmaba sin recato cualquiera de los socialistas interrogados al respecto: no es contemplable por lo que supone de desafío a la igualdad y por lo inaceptable del reproche a los jueces. No hace falta ser un letrado de cien tomos para entender que los españoles no deben ser separados ante la ley en función de su procedencia y, especialmente, de la conveniencia del gobierno de turno. Cualquier persona con dos dedos de frente entenderá, si el sectarismo no le ciega, que no se pueden establecer diferentes escalas de responsabilidad civil y penal en función de lo útiles que puedan resultar para el gobierno de turno: a este Gobierno, que cada día parecen más la banda de los Miami, una partida de mafiosos sin recato, no se le debe permitir que por conveniencia contable establezca dos tipos de españoles, los que pueden desafiar la ley y los que no. No sé, hablar de cosas evidentes causa una indudable melancolía, pero ha llegado un momento en que hay que pelear por cada argumento por evidente que sea.

El informe del Poder judicial, evidentemente, se lo pasarán por el mismo forro que usted y yo imaginamos, pero es uno más de los que dificultan, que no impiden, sacar adelante normas contrarias a la razón y a la justicia. Ya sabemos que la culpa de todo lo que pasa en España la tiene Ayuso, pero más allá de histerias periodísticas el informe de marras es una forma de situar al Gobierno de este arrebatacapas ante la realidad de su sinrazón; una manera más, como las anteriores, de decirle a Sánchez que no puede revolver el ordenamiento de la igualdad en función de sus intereses. Veremos qué dice Gracita Pumpido y qué señalan los tribunales europeos, pero el camino no parece tan despejado como soñaron los posibilistas del socialismo. La Ley de Impunidad podrá salir adelante, pero dejará un rastro de asco y de mierda que nos hará peores como sociedad y como individuos sujetos de derecho político. 'Cómo eliminar a tu jefe', me gusta el título. Veremos cómo acaba la peli.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.