21 de octubre de 2019
 
   
     
     
Últimos artículos
Cuando no hay amparo [ABC]
Vergonzoso e infame [ABC]
Populismo a dentelladas [ABC]
Como en un cuadro de Picasso [ABC]
El betún [ABC]
El eucalipto de Gibraltar [ABC]
Para alquilar sillas [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
6 de septiembre de 2019

Para alquilar sillas


Iglesias, a pesar de sus repentinos cambios de criterio, tiene razón al quejarse de ser maltratado por Sánchez 

Se están viviendo momentos inigualables en esta negociación teatral y figurada entre los dos partidos de izquierda, la extrema y la supuestamente socialdemócrata. Si no fuera por todos los soportes mediáticos que permiten seguir el espectáculo cómodamente desde casa, algún avispado empresario haría un buen negocio alquilando sillas; lo cual, por cierto, es una expresión catalana muy común: «Aixó es per llogar cadires». Dense cuenta de algunas cosas: Pablo Iglesias, que el día en el que Pedro Sánchez se postulaba candidato ante el Rey después de la negativa de Rajoy a encabezar candidatura alguna a la investidura, comparecía ante la prensa y se autonombraba vicepresidente y reclamaba el CNI, RTVE, además de otras joyas de la Corona… Pues ese es el mismo que ayer se hacía el molesto y expresaba una incomodidad rayana con el sentimiento de ofensa por recibir la oferta de ocupar la televisión pública a cambio de su voto afirmativo antes del 23 de los corrientes (que no sé para qué se la ofrecen, si ya la tiene). Ayer Iglesias dijo lo debido, ciertamente, pero es la primera vez que lo hace: siempre reivindicó controlar los informativos antes que ocupar una consejería o un ministerio. Ahora, en cambio, ha escenificado un escrupuloso sentido democrático y común mediante el cual defiende que determinados cargos públicos sean ocupados por profesionales, no por políticos. Otrosí: el tabernario y pendenciero Rufián es quien quiere ahora jugar a fiel de la balanza, a sereno mediador que busca componer un acuerdo tan necesario como interesado, al igual que la derecha más reaccionaria de Europa, la vasca del PNV, que suspira por un acuerdo de quien entiende España como un mecano presto a ser desmontado, o al igual que la derecha más ladrona del continente, la catalana, que sabe que o gana Sánchez con Podemos o sus presos y encausados lo van a tener muy mal para salir indemnes tras la sentencia del TS.

Iglesias, a pesar de sus repentinos cambios de criterio, tiene razón al quejarse de ser maltratado por Sánchez: el socialista lo hace a propósito para ver si el podemita se harta y obliga a convocar elecciones, que es lo que el Doctor Plagio desea fervientemente. Primero le dijo que el problema era él, y cuando se retiró, hubiera querido yo saber qué se habría inventado para no firmar en el caso de que Iglesias hubiese aceptado la oferta -no precisamente rácana- de tres ministerios y una vicepresidencia. Aún no he entendido por qué dijo que no, pero lo dijo. Ahora le dice Sánchez a Iglesias que si quiere algo tiene que aceptar cargos menores y, a cambio, comprometerse a apoyar cuatro Presupuestos seguidos, todo un trágala hecho a medida de la madre de todas las humillaciones. En el fondo, en Ferraz, o en La Moncloa, o donde sea, los sanchistas temen que, a poco de sonar el pitido final, Iglesias les apoye sin tiempo de poder reaccionar y, después, se siente cómodamente en su escaño y se decida hacerle la vida imposible al debilísimo gobierno resultante. Pero pase lo que pase, ceda al final o no, siempre tendrá el manojo de llaves. Si hace presidente a Sánchez, le puede amargar la vida y tumbarle cuando considere oportuno. Si provoca las elecciones que ansía Sánchez, seguirá siendo necesario por muchos escaños que pierda Podemos y podrá exigir lo que considere oportuno. Ahora o más tarde, a no ser que el PSOE consiga mayoría absoluta o sienta un repentino ataque de constitucionalismo y proponga un acuerdo con PP y Cs, a esta banda les seguirá siendo necesario el apoyo morado. Solamente una abstención del PP, con la idea de reducir a Ciudadanos, le salvaría la investidura después de noviembre. Pero eso no te garantiza poder gobernar después. Por eso va a ser bueno alquilar sillas.

 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.