18 de septiembre de 2018
 
   
     
     
Últimos artículos
El problema de Sánchez [ABC]
Rarezas de España [ABC]
Conciertos y concertinas [ABC]
Mercromina vs. cirugía constructiva [ABC]
¡Ánimo, alemanes independentistas! [ABC]
Víctimas de la antipolítica [ABC]
La morera de Juan Quintana [El Semanal]
ABC
VER-ORIGINAL
4 de mayo de 2018

La voz en Off


No, querida voz, no: La Paz que yo busco se fundamenta en meterte a ti en la cárcel. Lo siento

UNA voz en Off. Ni siquiera una imagen. Solo un tono monocorde anunciando que el pueblo de tal se disolvía en la masa de cual. Josu Ternera, el asesino total, hizo de locutor de continuidad de la banda, de narrador en el docudrama de la disolución, de locutor de fondo en la publicidad siniestra de despedida, como cuando un comercio anuncia a sus clientes que entra en liquidación y que pueden pasar a adquirir a precio de saldo cualquiera de sus muchos productos. Josu Ternera: el asesino al que el PNV colocó en la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco para que así «tuviera conciencia de lo duro de la acción terrorista de sus correligionarios», (esa fue la respuesta que le dio a este columnista un destacado parlamentario vasco cuando le interpeló por la poca vergüenza que suponía nombrar a un animal como el mencionado miembro de una comisión con ese nombre). Esa voz en off es la que ha ordenado crímenes de todo tipo en el nombre de la sacrosanta independencia vasca. Esa voz es la que viene ahora a decirnos que ese periodo ha acabado y que la lucha debe continuar por otros medios, que el tiempo de la sangre y las lágrimas ha finalizado y que ya estamos todos muy mayores para seguir matando. La voz en off viene a decir que lo matado bien matado está, que para algo lo ordenó él, y que la sangre derramada era consecuencia de un conflicto que aún continúa pero que debe ser solucionado por otros medios, no necesariamente criminales. Ternera, el asesino que llegó a sentarse en los escaños de un parlamento, el vasco, es quien hoy nos imparte la doctrina final. Lo que hay que ver.

Deberíamos preguntarle a ese carnicero: ¿de qué han servido tantos muertos? ¿de qué tanto sufrimiento? De nada. No aparece esta reflexión en ninguna de las comunicaciones de la banda. Ni ese maldito criminal ni su amiguita Soledad Anboto se atreven a cuestionar el hecho de que no han sido más que miembros de una banda de sacamantecas, de un grupo de fanáticos enloquecidos que han torturado al pueblo al que dicen pertenecer y a todo el país al que extendieron sus prácticas criminales. Y todo para nada. Para condenar a parte de una generación de vascos a la cárcel, al exilio y a los cementerios. Hoy habrá un no demasiado nutrido grupo de ilusos y otro no menos frecuentado de cretinos que celebrarán infantilmente el anuncio de disolución de la banda: qué bien que ya no nos van a matar y qué guay que han traído La Paz a nuestra tierra. Indudablemente es mejor que no te maten, pero no es cualquier cosa permitirles el relato del fin de la actividad terrorista. Aquellos a los que solo les importa que se disuelvan sin más, deben reflexionar seriamente acerca del peligro que supone dejar en manos de individuos como Josu Ternera la redacción de los epitafios de ETA. El epitafio de ETA no lo pueden escribir ni Ternera, ni Anboto, ni la madre que los parió: lo hemos de escribir los demás, los que hemos sufrido, baja a baja, el goteo de los muertos, de los secuestrados, de los trasterrados, de los extorsionados, de los atemorizados, de los amenazados y de los insultados por ellos y por sus corifeos.

La voz en off pretende, como algunos colaboradores de la idea majadera de «pelillos a la mar», poner el contador a cero. Ni vosotros ni nosotros. La guerra se acabó: intercambiemos rehenes, armas, posiciones y sembremos una idea de paz duradera. No, querida voz, no: mis rehenes están muertos, mis armas son las del Estado de Derecho, mis posiciones son las que siempre fueron y La Paz que yo busco se fundamenta en meterte a ti en la cárcel. Lo siento.

 

 ETA anuncia oficialmente “el final de su trayectoria”

La voz en Off de Josu Ternera

 
Descargar

 

Asco y pereza
Artículo de Cristina Pardo

 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.