18 de noviembre de 2019
 
   
     
     
Últimos artículos
Tierra de fascistas [ABC]
Los Reyes a Cuba [ABC]
Ahora a ocuparse de los vivos [ABC]
Cuando no hay amparo [ABC]
Vergonzoso e infame [ABC]
Populismo a dentelladas [ABC]
Como en un cuadro de Picasso [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
16 de junio de 2001

Jueces blindados


Pueden estar tranquilos López Ortega y Cezón: sus decisiones no parecen distar en exceso de algunas otras igualmente polémicas de su sala de la Audiencia. Todo lo que Garzón empieza ellos lo acaban. Garzón cerca y acosa al famoso «entorno» de ETA, y los cezones lo deshacen: todos a la calle, que aquí no ha pasao na, muchachos. En eso empiezan a parecerse a las pasteleras señorías del Tribunal Constitucional. Tal vez sea que acarician secretamente el sueño de ser elegidos para tan alto destino y están haciendo méritos, vaya usted a saber. Mientras, un buen número de ciudadanos vascos votantes de ETA se ríe a carcajadas del Estado, contra el que pelean a sangre y muerte. Se ríen ellos y quienes ven con disimulado arrobo su lucha patriótica. López Ortega y Cezón están tranquilos porque, además, creen que después de tomar una decisión así, rodea sus cuerpos y almas una especie de blindaje. Creo que se equivocan, pero en fin…

La Policía, entretanto, va haciendo el trabajo que no quiere hacer Balza -el consejero vasco que llama «borrokitas» a los terroristas callejeros-, intercepta «comandos» con la dinamita en la mano poco antes de volar Santander y coge a unos cuantos responsables de la noche de Vergara. Eso lleva su esfuerzo y su riesgo. ¿Qué clase de desaliento puede instalarse en sus ánimos si dentro de cuatro días un López o un Cezón cualquiera considera poco fundada su pertenencia a ETA y los despacha con una fianza de mojones? ¿Qué desánimo cunde en los ciudadanos cuando observan que nuestra Justicia es la más «garantista» del mundo y que se dejan tan tranquilos a algunos delincuentes que en otro país de nuestro entorno estarían bajo indudable recaudo carcelero?

¿De verdad conocen este par de jueces el manido y, desgraciadamente, contrastado concepto de la Alarma Social? ¿Se extrañan sus señorías de que la calle piense que han dictado sentencia bajo el condicionante del miedo y que han buscado solución personal a su seguridad antes que elemental reparto de justicia?


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.