21 de octubre de 2019
 
   
     
     
Últimos artículos
Cuando no hay amparo [ABC]
Vergonzoso e infame [ABC]
Populismo a dentelladas [ABC]
Como en un cuadro de Picasso [ABC]
El betún [ABC]
El eucalipto de Gibraltar [ABC]
Para alquilar sillas [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
24 de marzo de 2001

Zapatero apurado


No lo tiene fácil Zapatero, Su partido es un aula revuelta, una contradicción permanente, una asimetría de ideas. Bono dice que no piensa pedir papeles a los ilegales —o indocumentados, que es casi lo mismo— como si él tuviera que pedir papeles a nadie —¡todos a Toledo!—, Chaves quiere cobrar impuestos a las tabaqueras —fuego de artificio, Andalucía no despegará sólo con cohetes—, e Ibarra a las Cajas —lo cual, creo, admirado Juan Carlos, es un error—. Iglesias quiere beberse él solo todo el Ebro y anda repitiendo las mismas frases supuestamente ingeniosas en todas las entrevistas; Antich pacta con el diablo para gobernar con «ecotasas»; Maragall se siente cada día más asimétrico —«eso del Federalismo Asimétrico es una de las tonterías más grandes que he escuchado últimamente», ha dicho el sensato y brillante socialista Escuredo—; el tal Touriño se empecina en pactar con los lobos independentistas que habrán de devorarle finalmente y los socialistas vascos… han de ver con vergüenza cómo Elorza le baila el agua al contrincante. No lo tiene fácil, digo. El pasado se le aparece en forma de sentencia, y aunque quiera pasar la hoja, hay páginas con mucha letra y mucho nombre propio que pesan un quintal en la historia colectiva: aún hay decisiones judiciales pendientes que no habrán de resultar agradables. La ciudadanía percibe discrepancias de criterio en asuntos de Estado tan delicados como la Ley de Extranjería o el Plan Hidrológico, y notables errores de tiro en el castigo a un Gobierno que bien merece que se le saquen los colores en algunos asuntos. Los votantes de izquierda acabarán añorando a Guerra —yo le añoro, mi drama es ser humanamente guerrista— poniendo orden en las agrupaciones, y eso no conviene. De nada parece servirle a este leonés honrado y sincero ser el líder político más valorado en España: da la impresión de que sus correligionarios no se lo creen y prefieren hacer la guerra por su cuenta. Habría que escribir el libro «Un día en la vida de Zapatero» y saber cómo convive con los sobresaltos.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.