5 de diciembre de 2022
 
   
     
     
Últimos artículos
Los sobres oportunos [ABC]
Ni se va, ni la cesan [ABC]
¿Le conviene al PP acusar a Marlaska? [ABC]
La encerrona a Núñez [ABC]
Los pactos de ayer y hoy [ABC]
La España del disparate [ABC]
La obsesión del mamerto [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
30 de septiembre de 2022

La estampida fiscal


La inmensa mayoría notará cómo la mano al cuello que les echa el Gobierno apretará, si cabe, un poco más

Ya se ha visto: a las clases medias ningún favor, pellizco a las 'fortunas' y un detalle rácano con los sueldos bajos. A partir de 22 mil euros, todos ricos. De bajar el gasto ni una palabra, por supuesto. Como quería Podemos.

La noticia se viene caldeando en la estampida. Estampida selectiva. Es la gatera por la que se han escapado los ideólogos de Moncloa al ver que, tras la desbandada que se anuncia después de la deserción de Puig, no cabe más remedio que hacer un gesto, aunque sea de disimulo, desde el Gobierno central. Bajadas selectivas de impuestos. No era conveniente llamar fascista a Ximo, con lo que, antes de que otros barones, asustados por la ola que llega, se pongan a rebajar hachazos, hubo quien sopesó sumarse a la ola que está marcando el centro derecha. Lógicamente, hubo quien dijo: ¿pero cómo vamos a bajar impuestos si la ministra de hacienda acaba de anunciar hace dos días, dos, una batería de nuevos leñazos? En ese momento algún elemento del entorno dijo que a los nuevos impuestos le acompañaría una bajada selectiva de alguno menor. Se le abrió el cielo a Montero. Todos se pusieron a repetir como loros lo de la bajada selectiva: salieron en tromba y al primer micrófono que veían repetían lo mismo, incidiendo mucho en lo de 'selectiva'. Selectiva por aquí, selectiva por allá, para los ricos no, que eso es cosa del PP, selectiva para la gente y tal y tal. Todo el Loro Park se excusaba con lo mismo mientras los técnicos de Hacienda se desvivían haciendo números para dar forma a la última improvisación del Gobierno.

Olvide disimulos; los impuestos van a subir; la banca y las energéticas lo sufrirán, pero indudablemente lo repercutirán a su clientela; los ricos pasarán unos días sin saber que lo son, a excepción de los ricos de verdad a los que esto se la suda, si es que no se van (y perdonen la ordinariez); la inmensa mayoría notará cómo la mano al cuello que les echa el Gobierno apretará, si cabe, un poco más. Ni deflactan ni reducen ningún IVA. Y disimulan con alguna cosa 'selectiva' que no deja de ser un pequeño gesto sin importancia.

Ha comenzado la carrera para desmarcarse de Pedro Sánchez y diera la impresión que el primero en hacerlo quiera ser el mismo Pedro Sánchez. Ha comenzado Puig (el que pedía castigar a los madrileños) y ha seguido Vara (escondiendo la palabra 'impuestos' en la palabra 'tasas'), continuará Lambán, después Page y le seguirán otros tantos asustados por lo que se les viene encima en Mayo. Ayuso marcó el camino y la agenda la ha establecido Moreno Bonilla. El Gobierno, por demás, acabará haciendo, aunque lo niegue, todo lo que proponga Feijoó, improvisación tras improvisación. La doble imposición, pagar patrimonio más pellizco a los millonarios, será recurrida. Y posiblemente obligará al Estado a devolver lo pillado. Pero no les tocará devolverlo a estos cuentistas. Eso sí, vivirán entretanto de su nauseabunda e inoperante propaganda.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.