Luto nacional
 
25 de septiembre de 2020
 
   
     
     
Últimos artículos
La jodienda [ABC]
Sin liquidez y en las peores manos [ABC]
La bruja Lola con toga [ABC]
Volveré. O no... [ABC]
Moción a favor de Sánchez [ABC]
Ni arrepentimiento, ni no reincidir [ABC]
La paja de Corina y el grano de los hechos [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
16 de enero de 2015

La Andalucía electorera


No es descartable que por la cabeza de la presidenta andaluza transite la posibilidad de arriesgarse y ver qué pasa si llama a las urnas

POR si hubiera pocas elecciones a lo largo de 2015, una nueva convocatoria se anuncia como probable en los primeros esbozos de la primavera: Andalucía, tan marinera, mariana, cortijera, olivarera, caballista y bodeguera, podría ser también tan electorera como la que más, que en este caso es Cataluña. Los catalanes van a gozar de la oportunidad de volver a acercarse a las urnas: unas veces, ya se sabe, lo hacen de forma legal, y otras de forma ilegal y un tanto infantil. Ocurre que, a pesar de las oportunidades, los catalanes son poco dados a plantarse con su DNI en un colegio electoral; digamos que cuando más lo hacen es cuando sospechan que su voto es más decisivo, lo cual se corresponde siempre con las elecciones generales y algo menos las municipales. Las autonómicas o los juegos florales de diversos referéndums –legales o ilegales, insisto– les preocupan sensiblemente menos. Bueno, son así, qué quieren que les haga.

El 2015 nos va a exigir tomar decisiones. La Andalucía inexpugnable para nadie que sea el PSOE puede verse sometida de nuevo a la pregunta permanente: ¿quiere usted que sigan gobernando los mismos durante otros cuatro años? Sí, sí, los mismos que en estos treinta y pico no han sido capaces de sacarnos del vagón de cola de todos los indicadores y los que han protagonizado los casos de corrupción mas sonrojantes de todos los que se dan en España. La papeleta podría rezar así: «¿Quiere usted que los cansinos que llevan organizando las cosas aquí abajo gobiernen solos o en compañía de otros, ya que está visto que son ustedes incapaces de quitárselos de encima?». La duda está servida. En gobiernos inestables de coalición, y el andaluz lo es, cuando se acercan los finales de ciclo el socio normalmente minoritario hace algunas posturitas para desmarcarse de su mayor y afrontar sus desafíos en solitario. Izquierda Unida sigue a pies juntillas el guión, con dos tácticas concretas: anunciar un absurdo referéndum interno para preguntar a la militancia si quieren seguir en el gobierno de coalición y preparar un viaje al Sahara del vicepresidente de la Junta, Diego Valderas. El PSOE, como parece razonable, no admite muchas bromas al respecto, y eso de que un socio haga peligrar la estabilidad de un gobierno mediante preguntitas a sus muchachos le parece una broma de mal gusto. En otro ámbito, que Vaderas quiera visitar los escenarios en los que viven saharauis que se benefician de programas de cooperación de la Junta de Andalucía tampoco es tan descabellado: los de IU son de los pocos que no se han desentendido de los antiguos habitantes de la colonia (de los que ya solo quedan descendientes), y comprobar cómo van las cosas por allí tampoco es un gran desafío. Pero tiene razón Susana Díaz cuando le advierte que si viaja debe hacerlo como militante de su partido y no como cargo del Gobierno andaluz: las relaciones con los de abajo son absolutamente delicadas y particularmente inestables, vitales, en cualquier caso, para los intereses andaluces, y, por demás, cuestión que compete al Gobierno de la Nación, que es el que diseña las relaciones internacionales de España. Nadie duda de las buenas intenciones de Valderas, pero nadie desea un abrupto conflicto diplomático con el moro.

Son, en cualquier caso, avisos de un fin de ciclo. No es descartable que por la cabeza de la presidenta andaluza transite la posibilidad de arriesgarse y ver qué pasa si llama a las urnas: los Podemos aún están verdes, los de IU sienten su zarpazo, el PP paga la crisis y ella goza de cierto crédito en su caladero. Podría, es cierto, gobernar en minoría e ir pactando de aquí a que toque, pero no me pega. Muchos apuestan por la fecha de primeros de marzo. Vaya usted a saber.

 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.