8 de diciembre de 2021
 
   
     
     
Últimos artículos
El libro de Rajoy [ABC]
El laberinto andaluz [ABC]
El Francomodín [ABC]
Solo faltaba una huelga de transportistas [ABC]
Los muertos de Kevin Cui [ABC]
El áspero panorama inmediato [ABC]
Ojo con la alimentación [ABC]
ABC
VER-ORIGINAL
30 de septiembre de 2011

EL DOMINGO BILDUETARRA


Una vez más, esta perra selección de filoterroristas entrará en el juego democrático que tanto repudia

 

Los «Pascualitos» (Adela Asua, Elisa Pérez, Pascual Sala (arriba), Eugenio Gay, Pablo Pérez y Luis Ortega (abajo)) y el portavoz de Bildu, Peio Urizar

 

NO esperen grandes sorpresas: son los mismos de siempre. Ni siquiera se han cambiado el collar. El mismo perro y la misma correa. Los batasunos de toda la vida van a escenificar pasado mañana la ceremonia del cordero —y su piel— con todas las bendiciones del sistema al que combaten. Será en Navarra, acorde a su concepción global de la vasquidad. Allí, en el castillo oportuno, Bildu y Aralar presentarán su candidatura a las Cortes Generales del Reino de España. Les autoriza a ello una sentencia política del Tribunal Constitucional según la cual todo el trabajo de la Guardia Civil, la supuesta beligerancia del gobierno y la sentencia jurídica del Tribunal Supremo no valen para nada. Los «Pascualitos» (Pascual Sala, Eugenio Gay, Adela Asúa, Luis Ortega, Pablo Pérez Tremp y Elisa Pérez Vela), como saben, dictaminaron la inocencia de estos hijos de la ETA y desde entonces no valen lloros ni aspavientos ni lamentaciones. Están con todo derecho en las instituciones y forman parte de la estrategia de la banda terrorista para alcanzar la liberación de sus asesinos y la independencia del País Vasco.

Incomprensiblemente, a dicha formación le están haciendo la campaña electoral muchas de las fuerzas que dicen combatirla. Baste el testimonio casi lanar de aquellos que celebraron alborozados la concesión de carta blanca para la elección democrática: miembros del PSOE y del PNV se transformaron en una prolongación del «ansia infinita de paz» y reaccionaron como un grupo de azafranes de Hare Krisna. Daban por hecho que la vía pacífica y el abandono de las armas de ETA era una realidad y que se había impuesto su terca apuesta por una paz sin tensiones. Tanto fue así que hubo que asistir al bochornoso espectáculo de concesión de salvoconductos verbales que le otorgó gente como Pachi López o cualquiera de los gerifaltes nacionalistas. Una vez en el recuento, ambos vieron cómo se alzaron con el poder de importantes resortes políticos vascos dejándoles con un palmo de narices. El domingo será el día en que vuelvan a cometer el error y, contumaces en la bovina bondad, repitan que «el escenario de la palabra es mejor que el de las balas y bla bla bla». Entre una pose y otra los de Bildu les van a robar la cartera y podrá darse el caso de que los socialistas pasen a ser una anécdota representativa en las futuras autonómicas y los peneuvistas pierdan hasta su grupo parlamentario en el Congreso. Bildu —o como quiera llamarse medievalmente el 20-N— obtendrá, según las estimaciones, cuatro diputados entre la CAV y Navarra: con algo de suerte puede juntar cinco y formar grupo parlamentario y acceder a todos los estamentos que corresponden a esa cifra. Si insisten en hacerle la campaña mediante fraseología buenista y posturitas del buen demócrata iluso, se dará el caso en el que el PNV quedaría en el Grupo Mixto con cuatro y Bildu en el suyo propio con los cinco correspondientes. Menudo panorama.

El penoso espectáculo de la bendición presidencial al numerito propagandístico del los presos y su documento teatralizado no invita a pensar que hayan cambiado de estrategia. Dijo ZP que era «un paso en el camino hacia la paz» (que no sé yo dónde lo vio) y obligó a que un desorientado Fiscal General Conde Pumpido hubiese de rectificar balbuciente su primer comentario acerca de lo intolerable, tramposo y miserable del texto y sus pretensiones. Así da toda la impresión de que no aprenden.

Una vez más, esta perra selección de filoterroristas entrará en el juego democrático que tanto repudia. Y los cándidos demócratas pondrán cara de pánfilos el 20-N por la noche.

Parece ser nuestro sino. Atentos al domingo.
 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Comentarios 0

Traducir el artículo de 


Buscador de artículos
Título: 

En el texto del artículo

Texto de búsqueda: 


Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.