Luto nacional
4 de diciembre de 2020
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«Nobody but you» [La canción del día]
«Quién fuera luna» [La canción del día]
Pócima recuperadora [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 3 DICIEMBRE 20 [El paseillo del Tron]
Los test de antígenos [Entrevistas]
Entrevista con Soledad Becerril [Entrevistas]
Las «normas» del Ministro de Sanidad [Editoriales]
volver  
 
20 de noviembre de 2017

Entrevista con Fernando Savater

Libro: "Contra el separatismo"
Autor/s: "Fernando Savater"

"La destrucción de la convivencia en Cataluña es muy real" 

Descargar

 

COPE

El filósofo, catedrático y escritor, Fernando Savater, pretende dar en "Contra el separatismo" un golpe directo a la sinrazón, porque "con paciencia y sentido del humor se puede convivir con un nacionalista, con un separatista, no". 

Este último libro de Fernando Savater tiene una dedicatoria muy especial, a Sara, su mujer fallecida hace dos años por un tumor cerebral. Y está dedicado a Sara porque fue "una de esos miles de españoles que dejaron su tierra natal Canarias para emigrar a Cataluña a Hospitalet y guardaba de Hospitalet ese recuerdo de gente pobrísima, pero ese espíritu de gente de España que se había trasladado a otra parte de España, no eran emigrante. Y el defender ese derecho de trabajar, de estudiar en otro lugar de tu país, pero en tu tierra y colaborando a la riqueza de ese lugar como Cataluña, y la indignación que me produjo ver eso pisoteado es lo que me ha movido a escribir" dice el autor, "Contra el separatismo".

El separatismo que tanto daño está haciendo en Cataluña, que ha abierto como terremoto, tal falla, tal fractura social que va a costar mucho superar. Savater, como vasco, sabe de heridas familiares, vecinales, de amigos casi insuperables. Pero la fractura social que pudo haber en el País Vasco, que es diferente a Cataluña, porque se mataba gente y la violencia estaba instalada en el lenguaje y en la vida común; una vez solventado eso ¿ha sido más fácil reparar esa fractura social en el País Vasco que lo que pueda significar reparar la fractura social en Cataluña? "Curiosamente la violencia despertó más animadversión hacia ciertas actitudes, la labor de sectarismo en la educación, en la información, que existió, venía contrarrestada con la evidencia de la crueldad, del crimen que a mucha gente por mucho que le contaran el que hubiera un muerto en la calle le despertaba de lo que intentaban contarle; eso no ha ocurrido en Cataluña, en Cataluña ha habido una especie de supremacismo, 'de aquí sabemos, espere que se lo cuento', ..., ese supremacismo cultural ha dado alas al hecho de decir, 'no ve que somos mejores', 'es evidente'. Eso en el País Vasco no ha existido".

Insiste Savater en que el separatismo no es lo mismo que el nacionalismo, "todo separatista es nacionalista pero no todo los nacionalistas son separatistas", y con "este panfleto" busco "poner al alcance del lector normal medio de la calle, que no va a hacer un curso de filosofía política sobre autodeterminación y colonialismo, poner los argumentos reales en contra del separatismo y a favor de la ciudadanía, no solo es lo que pasa en Cataluña, también en el País Vasco, pero también es dejar en evidencia el discurso de los no nacionalistas que aceptan el discurso de los nacionalista y dicen vamos a cambiar la Constitución para que Cataluña esté cómoda".

"El nacionalismo tiene grados, sentir los colores y predilección por lo que nos rodea que es lo que conocemos mejor, no es detestar lo de otros lugares, el mundo es muy complejo y hay grados de nacionalismo que llevaron a las guerras mundiales en el siglo pasado" recuerda Savater que admite que "un poquito de veneno en el cóctel puede darle picante, pero mucho es letal, pero sobre todo cuando ese nacionalismo da paso al separatismo como destrucción de la convivencia y la legalidad del estado" y añade que "con paciencia y sentido del humor se puede convivir con un nacionalista, con un separatista, no porque el separatista trata de destruir la convivencia democrática y eso es intolerable".

El 'procés, "ha sido un ataque en toda regla, era un ataque preparado y no es que fuera simbólico, sino que era imaginario porque el señor Puigdemont podía declarar la independencia de Cataluña como yo declarar la guerra a Estados Unidos; eso no era real, pero eso puede llevar a la destrucción de la convivencia que es muy real"

En cuanto a la manipulación en las aulas, el adoctrinamiento, Savater afirma que "los nacionalistas más moderados solo se quedan con los puestos importantes, los que dan dinero y dejan como carne de cañón la educación y la información en manos de los más separatistas e independentistas, en manos de los más radicales y todo eso es lo que ha producido lo que hay, la gente en la calle es la más joven, han sido formados en eso, no han conocido otro mundo".

Y sobre la intervención policial del 1-O, una de las armas de los separatista hablar de la represión, "en las cumbres del G-8 se ha repartido estopa que ni aquí en la época de Franco, hay que ser hipócrita, el error, la imprudencia del Gobierno fue creer que los Mossos iban a cumplir sus funciones y como no lo hicieron hubo que echar mano de la policía de verdad y la policía de verdad no es una ONG, lo menos que puede pasar es que la policía cargue, no ha habido ni un muerto, la policía no puede andar negociando con cada manifestante, la prueba es que cuando no intervienes en absoluto ocurre lo de la falsa huelga en el que una veintena de jóvenes ocupan las vías del tren, que no dejaban entrar en los hospitales".

COMPRAR EL LIBROA modo de panfleto, este libro pretende ser un golpe directo a la sinrazón de los separatismos. Porque el separatismo no es una opinión política o un ensueño romántico, como puede ser el nacionalismo, sino una agresión deliberada, calculada y coordinada contra las instituciones democráticamente vigentes y contra los ciudadanos que las sienten como suyas. No es un delirio más o menos grave, sino un ataque en toda regla al núcleo más importante de nuestra garantía de ciudadanía, el Estado de Derecho. Con algo de paciencia y sentido del humor, se puede convivir mejor o peor con los nacionalistas; pero con los separatistas no hay más arreglo posible que obligarles a renunciar a sus propósitos. 

Hay en el separatismo algo especialmente maligno, incluso desde una perspectiva mítico-religiosa. El Diablo es etimológicamente el separador, dia-bolum, el que desune y rompe los lazos establecidos. La tarea diabólica es la fechoría antihumanista por excelencia, separar a los que conviven juntos y obligarles a detestarse unos a otros, a alejarse: sembrar la discordia, el desgarro de los corazones.

Es de lo más desdichado que tantos separatismos pequeños y grandes encuentren terreno abonado en España, hasta el punto de que cualquier símbolo regional y si es posible excluyente sea visto como algo liberador, progresista, por la izquierda lerda y sus asimilados: es prueba de que tenemos un país de todos los diablos...

 


Otros Libros de Fernando Savater
19/11/2014   No te prives. Defensa de la ciudadanía
 
enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.