Luto nacional
30 de octubre de 2020
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«Leaving on a jet plane» [La canción del día]
Lo galáctico y lo terrenal [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 28 OCTUBRE 2020 [El paseillo del Tron]
Entrevista a Joan Clos i Matheu [Entrevistas]
Entrevista a Miguel Ángel Martínez [Libros]
Los Presupuestos progresistas [Editoriales]
Perspectivas pésimas [La actualidad económica]
volver  
 
4 de febrero de 2020

Entrevista a Eduardo Íñigo

Entrevistado: "Eduardo Íñigo"

"Estaban muy confiados en que iba a ir todo muy bien, no sentimos miedo"

Descargar

 

COPE

Eduardo Íñigo, pasajero de Air Canada, ha dicho que pudieron usar los teléfonos móviles, "mandar fotos y estar en comunicación con la familia" hasta que el avión aterrizó

Pasadas las siete de la tarde de este lunes tomó tierra en el aeropuerto de Madrid Barajas el avión de Air Canada que volaba sin una rueda del tren de aterrizaje, con un motor inutilizado y con 128 pasajeros a bordo, entre ellos dos bebés.

El vuelo AC837 había partido desde el aeródromo madrileño en dirección a Toronto a las 14.33 horas. A la media hora, su piloto informó de que debía retornar por "problemas técnicos".

Este martes ha sido entrevistado en 'Herrera en COPE' Eduardo Íñigo, uno de los pasajeros a bordo que, además, es familiar del desaparecido José María Íñigo, que ha dicho que lo pasaron "mal" los primeros cinco minutos, cuando se produjo el "reventón de la rueda".

"Se oía a la gente respirar muy fuerte", y aunque no hubo "ningún grito de pánico", se notaba "mucha tensión"

Lo que más "miedo" les dio fue ver la Gran Vía desde encima del avión por lo insólito del hecho, pero a los 10 o 15 minutos el piloto dio una explicación tranquilizadora.

Como los pasajeros tenían menos información de la que había en tierra, no se desesperaron. "Nos dijeron desde el principio que una de las ruedas había explotado en el despegue y que íbamos a aterrizar después de quemar durante unas horas combustible", ha señalado.

Efectivamente, así fue, aunque "hizo mucho ruido el aterrizaje". "No hubo que ponerse en ninguna posición, no nos explicaron las salidas de emergencia, estaban muy confiados en que iba a ir todo muy bien", ha explicado. Por eso, no sintieron "realmente miedo".

Eduardo ha dicho que durante las cinco horas que estuvieron volando pudieron usar los teléfonos móviles, "mandar fotos y estar en comunicación con la familia".

El pasajero ha explicado que durante las cinco horas "el vuelo fue tranquilo, sin vibraciones", pero que no pudieron llegar a Toronto porque no es recomendable cruzar el océano con un solo motor.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.