Luto nacional
28 de febrero de 2021
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«The night the pugilist learned how..» [La canción del día]
2021 es un año de decisiones [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 26 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
Y algunos queriendo celebrar el 8M [Editoriales]
Entrevista a Jorge Vilches [Libros]
Entrevista a Rafa Sánchez [Entrevistas]
El Grupo Risa - Los «hits» de Garzón [El Grupo Risa]
volver  
 
5 de diciembre de 2019

El Ángel de la Muerte de Bremen

Gesche Gottfried, el ángel de la muerte 

Descargar

 

COPE

Se le atribuye el envenenamiento mortal con arsénico de catorce personas en Bremen y una en Hannover

Conocida como el Angel de la Muerte de Bremen se le atribuye el envenenamiento mortal con arsénico de catorce personas en Bremen y una en Hannover. Las víctimas fueron sus padres, su único hermano, sus dos maridos, sus tres hijos, y siete amigos y conocidos suyos cercanos, además de otras personas. Los asesinatos se produjeron entre 1813 y 1831.

Gottfried nació en el seno de una familia pobre. Fue hermana melliza de un varón, Johann Timm Jr. Sus padres, Johann Timm y Gesche M. Timm, siempre tuvieron una clara preferencia por su hermano. Quizás la carencia afectiva que vivió durante su infancia pudo llevarla a cometer tantos crímenes, y todos por envenenamiento.

Usaba un raticida llamado ‘grasa de ratas -en alemán, ‘Mäusebutter»’, muy común en la época, que consistía en pequeñas hojuelas de arsénico mezcladas en grasa animal. Le suministraba pequeñas dosis a sus víctimas en la comida. Con el tiempo, estas comenzaban a enfermar, y Gottfried siempre tan amable y cariñosa se ofrecía a cuidar de ellos durante su convalecencia, tiempo que aprovechaba para seguir envenenándolos.

Durante el tiempo que fue envenenando a sus victimas, Gesche Gottfried fue considerada una ciudadana modelo y fue muy querida de sus vecinos, más aún después de las constantes perdidas familiares que sufrió. Todos le daban su apoyo, ya que se consideraba de mala suerte el hecho de perder tantos familiares. Era tanto el interés que mostraba por las personas que enfermaban que en un principio le llamaban El Ángel de Bremen.

El primer esposo de Gesche, John Milton, casada desde 1806 muere siete años después. Dos años después, fallece Gesche M. Timm, su madre. Ocho días después muere Johanna Milton, tercera hija de la envenenadora cuando solo tenia tres años. Ocho días después fallece, Adelaida Milton, la primera hija de la envenenadora. Tenía seis años. Mes y medio después muere Johann Timm, el padre de Gesche.

Tres meses después, muere Heinrich Milton, segundo hijo que engendró con Jonh Milton. Tenía cinco años. Justo al año, cae Johann Timm Jr., único hermano de la envenenadora. Al año envenena a Michael Christoph Gottfried su segundo esposo. Era el 5 de julio de 1817. Hay un parón en su actividad criminal pero regresa en 1823 matando a Paul Thomas Zimmermann su prometido. Luego envenena a Ana Lucía Meyerholz, profesora de música y amiga.

En 1825 mata a Johann Mosees, vecino y amigo. Luego muere Guillermina Rumpff: casera; Elisa Schmidt: hija de 3 años de edad de su sirvienta, Beta Schmidt. Murió el 13 de mayo de 1827. Dos días después muere la propia sirvienta Beta Schmidt y concluye la larga lista con Frederic Little: amigo, única víctima asesinada en Hannover. Murió el 24 de julio de 1827.

Guillermina Rumpff, duodécima víctima de Gesche, antes de morir, le confió a su médico las sospechas que tenía ya que había descubierto unas pequeñas pastillas de color blanco dentro de un platillo que Gottfried le había preparado. El medico determinó que se trataba de arsénico y alertó a las autoridades, pero para entonces Gottfried ya se había cobrado otras dos víctimas, Elisa y Beta Schmidt, y se había trasladado a Hannover, donde acabaría con Frederic Little.

Gesche Gottfried fue arrestada el 16 de marzo de 1828, día que cumplia 43 años. Fue condenada a pena de muerte. La pena se cumplió el 21 de abril de 1831, en la guillotina. Fue la última ejecución pública en la historia de Bremen. Del rostro del cadáver de Gottfried se tomó un molde de cera para estudiar los patrones faciales de las mujeres criminales.

 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.