Luto nacional
25 de febrero de 2021
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«Outside my windows» [La canción del día]
Política comercial europea [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 25 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
«Black or White» [La canción del día]
Entrevista con David López Canales [Libros]
Senderos de inversión [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 24 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
volver  
 
24 de octubre de 2019

El gigante de Santa Cruz

Edmund Kemper es un asesino en serie estadounidense 

Descargar

Diego Martinez nos trae un caso un nuevo asesino en serie 

COPE

-Kemper, conocido como el Gigante de Santa Cruz, por su gran estatura, quien era.

-Nacido en 1948, Edmund Kemper, es un asesino en serie estadounidense al que también se le conoce como ‘El asesino de las colegialas’ que cometió los crímenes en la década de los 70. Poseía un coeficiente intelectual de 140, lo cual es considerado como una persona muy inteligente. Media 2.06 metros y pesaba cerca de 140 kilos.

-Desde muy joven desarrolló un comportamiento preocupante.

-Torturaba y asesinaba a animales, representaba rituales sexuales con las muñecas de sus hermanas cuando se enfadaba con ellas y les rompía sus juguetes a modo de venganza hacia ellas, desmembraba y decapitaba las muñecas. Llegó a decir que, para besar a una maestra por la que se sentía atraído, tendría que matarla previamente.

-Pero no se quedaba atrás la madre de Kemper

-Siempre se sospechó que la madre que Kemper tenía graves trastornos de la personalidad. Tanto era, que la madre obligaba al joven Gigante de Santa Cruz a dormir en el sótano por miedo de que este abusara de sus hermanas, algo que molestó a Edmund. Lo alimentaba con cabezas de pescado.

-Con 15 años mata a sus abuelos

-El 27 de agosto de 1964, a los 15 años, Edmund tiroteó a su abuela, con la que vivía en un rancho. Luego tuvo la sangre fría con sólo 15 años de esperar a su abuelo y también lo mató. Luego avisó a su madre para que llamara a la policía.

-Las declaraciones tras estas muertes a la policía no tienen desperdicio.

-Teniendo en cuenta que hablamos de un chico de 15 años, cuando fue detenido y confesó a la policía la muerte de sus abuelos les espetó "sólo quería ver qué se siente al asesinar a mi abuela". Cuando fue preguntado por qué esperó a su abuelo y lo mató dejó bien claro que “a mi abuelo lo maté porqué sabía que se enfadaría por haber matado antes a mi abuela”.

-Ingresado en un Hospital

-El joven asesino fue internado en el Hospital Estatal de Atascadero y, además de hacerse amigo de su psicólogo, se convirtió en su asistente. Su gran inteligencia y su buen comportamiento consiguió que le dieran el alta, aunque algunos médicos se mostraron en contra. Fue el momento de regresar a Santa Cruz en California para vivir con su madre.

-En menos de un año a principios de los 70 mató a varias estudiantes.

-Entre mayo de 1972 y febrero de 1973, Kemper mató a diversas estudiantes que encontraba en la autopista, a las cuales llevaba a zonas rurales aisladas para matarlas, algunas fueron acuchilladas, otras murieron a tiros y otras asfixiadas. Luego las trasladaba a su apartamento donde practicaba necrofilia para posteriormente desmembrar los cuerpos.

-Este criminal que hacía luego con los restos de los cuerpos

-Arrojaba los cuerpos desmembrados a barrancos o los sepultaba en campos, pero en cierta ocasión enterró la cabeza de una víctima -de 15 años- en el jardín de su madre. Asesinó a seis estudiantes. Curiosamente solía matar después de haber discutido con su madre.

-En 1973 la víctima fue su propia madre

-Kemper golpeó repetida y violentamente a su madre hasta matarla con un martillo de zapatero mientras ésta dormía. La decapitó, violó su cabeza -la cual usó como diana- y arrojó sus cuerdas vocales al triturador de la cocina. Kemper justifico la acción ante la policía y dijo que "eso parecía apropiado, tanto como ella me maldijo, gritó y chilló por muchos años". Finalmente comió parte de sus órganos y durmió cuatro noches con el cuerpo en estado de putrefacción. Pero la cosa no quedó ahí, invitó a casa a una de las mejores amigas de su madre - ajena a lo que había ocurrido - y la estranguló.

-Desilusionado llamó a la policía para confesar sus crímenes

-Tras matar a su madre y a su amiga, se dirigió con el coche hacia el Este, sin escuchar en la radio ninguna noticia sobre sus asesinatos. Desilusionado, frenó y llamó a la policía para confesar que él era ‘El asesino de las colegialas’. Les confesó qué había hecho y donde podían encontrarle, además de reconocer su necrofilia y canibalismo.

-Juicio y condena

-Durante su juicio alegó locura, aunque fue declarado culpable de ocho cargos por asesinato. Pidieron la pena capital, pero al estar suspendida en California en 1973, fue condenado a cadena perpetua. Actualmente es uno de los presos de la Prisión Estatal de Vacaville. 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.