Luto nacional
25 de febrero de 2021
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«Outside my windows» [La canción del día]
Política comercial europea [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 25 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
«Black or White» [La canción del día]
Entrevista con David López Canales [Libros]
Senderos de inversión [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 24 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
volver  
 
17 de octubre de 2019

El vagabundo Come Gente

Dorangel Vargas el comegente 

Descargar

 

COPE

Dorángel Vargas, es conocido en todo el país como el Come Gente. Se trata de uno de uno de los mayores asesinos de Venezuela y caníbal. Vargas era un vagabundo que atrapaba a sus víctimas en un parque en la ciudad de Táriba, en el estado de Táchira a 750 kilómetros de Caracas.

-Varios arrestos figuran como antecedentes.

-Perteneciente a una familia de escasos recursos estaba fichado por haber robados unas gallinas y ganado, antes de ser recluido en el Instituto de Rehabilitación Psiquiátrica de Peribeca por la muerte y comerse posteriormente el cuerpo de Cruz Baltazar Moreno.

-Se escapó del centro y nadie hizo por buscarlo

-Curiosamente, este asesino en serie se escapó del centro y comenzó a vivir en la calle como indigente. Nadie siguió su pista. Entre noviembre de 1998 y enero de 1999 se cree que cometió varios crímenes. Fue en ese año cuando varias familias denunciaron la desaparición masiva de personas.

-Una forma de matar sin piedad

-Vargas dejaba inconscientes a los desprevenidos viandantes, les cortaba la cabeza, los pies, las manos y los genitales aunque ‘cuando más apuraba el hambre hacía una sopita con ellos’, según declaró ante la policía. Sin duda, Vargas mostraba su canibalismo más salvaje siendo uno de los asesinos más brutales que se conocen en Venezuela.

-Cocinaba parte de los cuerpos

-Es impresionante. Vargas cazaba a sus víctimas con un tubo en forma de lanza, los descuartizaba, guardaba las partes que se comía para cocinarlas y enterraba los pies, las manos y las cabezas. Tenía especial predilección por desprevenidos deportistas y obreros, sin embargo no comía mujeres ni niños. Como no tenía nevera para guardar la carne, mataba una media de dos personas por semana.

-Una zona sembrada de cadáveres

-El 12 de febrero de 1999 fueron hallados los restos de dos jóvenes. Los investigadores ahondando sobre la zona, encontraron los restos de seis cuerpos más. Viendo la lista de las denuncias de personas desaparecidas, curiosamente, se sospechó enseguida de Vargas, que vivía en la zona próxima en una especie de rancho. La policía halló en su casa varios recipientes que contenían carne humana y vísceras preparadas para el consumo, además de tres cabezas humanas y varios pies y manos.

-Confiesa al ser detenido

Una vez capturado, confesó haber matado y comido al menos a 10 varones en un periodo de dos años desde su arresto en 1999. El propio Vargas tras ser detenido explicaba que los hombres delgados sabían mejor que las mujeres y que los sabores más agradables se conseguían en la zona del vientre.

-El sabor de la carne humana

-En el año 2004, cuenta la revista ‘Gatopardo’, que Vargas tenía una cocina improvisada -un montón de piedras y una cacerola-. Sinar Alvarado, para Gatopardo pudo entrevista a Vargas y este le dijo al periodista cómo era comer gente: “¿Usted ha comido… ha comido… peras? Bueno, igual: como comer peras”. 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.