Luto nacional
28 de febrero de 2021
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«The night the pugilist learned how..» [La canción del día]
2021 es un año de decisiones [La actualidad económica]
El paseillo del Tron 26 FEBRERO 2021 [El paseillo del Tron]
Y algunos queriendo celebrar el 8M [Editoriales]
Entrevista a Jorge Vilches [Libros]
Entrevista a Rafa Sánchez [Entrevistas]
El Grupo Risa - Los «hits» de Garzón [El Grupo Risa]
volver  
 
24 de enero de 2019

«Mesón del Lobo Feroz»

Los crímenes en el Mesón del Lobo Feroz

Descargar

En los años ochenta fallecieron dos prostitutas a manos de El Legionario. Era Santiago San José Pardo, con un pasado en La Legión

COPE

Las muertes tuvieron lugar en el Mesón del Lobo Feroz. Las dos victimas aparecieron emparedadas en el sótano del Mesón cuando se hacían unas obras de restauración.

¿Quien es Santiago San José?

Nacido en 1956, Santiago San José nunca se llevó bien con sus padres. Ingresó en la Legión con la idea de tener un buen futuro. Estuvo un tiempo pero al final fue expulsado del Ejercito. Se puede decir que era un hombre con muchos problemas, con ciertos complejos y adicto al alcohol. Tenía odio a las mujeres.

A la búsqueda de sexo de pago en la calle

Santiago tenía 31 años. Era el mes de agosto de 1987 y ya regentaba el Mesón del Lobo Feroz, ubicada en el número 9 de la calle Lucientes, en pleno centro de Madrid. Cuando cerró el local salió en busca de sexo de pago. En la calle de la Cruz, encontró a una joven María Luz Varela, de 22 años y madre de dos hijos.

Ataque a la joven prostituta en el propio Mesón

Santiago y Mari Luz se fueron al Mesón, pero El Legionario no consumó el acto sexual porque él tenía muchos problemas debido al consumo de alcohol. Sin embargo, sacó un cuchillo jamonero y asestó varias puñaladas a la joven prostituta. Perdió el conocimiento y cuando se despertó horas más tarde junto al cadáver, se tomó una copa y se fue a dormir.

El cadáver lo esconde en el sótano del Mesón

Al día siguiente limpió el escenario del crimen y bajó el cuerpo de Mari Luz Varela al sótano del Mesón. Lo tapó con una tela de arpillería y encima puso varias cajas de cerveza. Desde ese día, El Legionario continuó su vida normal, sin presagiar para los vecinos lo que encerraba aquel Mesón.

Meses después vuelve a actuar de igual forma con otra prostituta

En el mes de octubre de 1987, Santiago San José vuelve a actuar. En la calle La Cruz encuentra a otra prostituta que llevaba poco tiempo en la zona. Se le conocía como Josefa,otras la llamaban Teresa. La llevó al Mesón y con el mismo modus operandi, la acuchilló varias veces hasta acabar con su vida. Bajó el cadáver al sótano, lo puso junto a la otra víctima y levantó una pequeña pared. Estaban justo debajo del hueco de la escalera.

El tercer ataque falló y la víctima pudo escapar de las garras del Lobo

Santiago San José con ese instinto de asesino y con las ganas de volver a matar, en la madrugada del 22 de diciembre de 1987 salió a la calle de la Cruz. Allí conoció a Araceli Fernández a la que le ofreció 5.000 pesetas y pagarle también el taxi de vuelta. Ante esta oferta la joven, accedió a las pretensiones de El Legionario y se fueron al Mesón. Mientras ella se desnudaba, el cogió un cuchillo y se lanzó sobre la joven prostituta, esta logró agarrar el cuchillo y malherida empezó a gritar. Los vecinos llamaron a la policía que llegaron cuando la joven estaba totalmente acorralada.

Acusaciones mutuas con dos versiones

La policía cuando llego se encontró dos versiones de los hechos. Santiago San José acusaba a la joven de haber intentado robar en el local, mientras que la prostituta contaba totalmente la verdad. Fueron detenidos y el juez ordenó el ingreso en prisión de El Legionario. Tras su paso fugaz por la cárcel, El Legionario fue puesto en libertad, aprovechando para vender el Mesón del Lobo Feroz y comenzar una nueva vida.

Unas reformas en el Mesón descubren los dos cadáveres

El nuevo propietario del Mesón inicia unas obras de reformas en el Mesón y en enero de 1989, los obreros descubren los restos momificados de las prostitutas, dada la humedad que había en el sótano. Ante la sorpresa de todos, la policía rápidamente relacionó estas dos muertes con el Legionario, atando cabos por el último ataque que había realizado a una prostituta que logró salvar su vida.

Declarado culpable y condenado

El asesino se declaró culpable y fue condenado a cumplir 75 años de prisión por dos homicidios y uno en grado de tentativa. Estando en la prisión de Herrera de la Mancha estudio BUP y trabajó en la biblioteca del centro penitenciario. En 2004 fue puesto en libertad. Lo último que se conoce es que se fue a vivir a una ciudad del Sur de España, donde hace una vida normal. 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.