Luto nacional
27 de enero de 2022
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
«Hungry heart» [La canción del día]
El paseillo del Tron 26 ENERO 22 [El paseillo del Tron]
«Alegría de vivir» [La canción del día]
El paseillo del Tron 25 ENERO 22 [El paseillo del Tron]
Biden y OTAN no se fían de Sánchez [Editoriales]
Entrevista al ex embajador en EEUU [Entrevistas]
Entrevista a Javier Plazas [Entrevistas]
volver  
 
7 de noviembre de 2016

Dos sevillanos triunfan en Manhattan

Entrevistado: "Victor Ortega y Pedro Ruiz"

La hamburguesa con sello 'ibérico' que triunfa en Nueva York 

Descargar

 

COPE

Victor Ortega y Pedro Ruiz dos sevillanos que triunfan en Nueva York con 'Black Iron Burguer' 

 

ABC DE SEVILLA

Los sevillanos que enseñan a los americanos a hacer hamburguesas en Nueva York

El chef Jaime Guardiola y sus socios solocan sus hamburguesas de Black Iron Burger entre las tres mejores de la Gran Manzana

Que un sevillano haga una de las mejores hamburguesas de Nueva York es como si un señor de Michigan cocina en Triana las mejores pavías de bacalao. Una hazaña diga de contarse. Es el caso del chef Jaime Guardiola, cuyas hamburguesas están en todas las listas entre las tres mejores de la Gran Manzana. Así lo certifican publicaciones especializadas como «Burger Weekly» y «Time Out» o periódicos de tanto prestigio como «The New York Times». Guardiola -y sus socios- de Black Iron Burger lo hacen mucho mejor que bien. Pero, ¿cómo llegan unos al «olimpo» de la comida rápida, en la capital mundial del «fastfood»?

La historia del chef Jaime Guardiola no se escribe en singular. Tiene como socio al sevillano Víctor Ortega. Ambos decidieron montar un restaurante en Nueva York. A Ortega siempre le había tirado EEUU, tiene familia viviendo allí. Guardiola es el pequeño de tres hermanos que regentan el restaurante Tribeca en Sevilla. A él le correspondió el buscar proyectos fuera de Andalucía en el reparto de tareas familiares. Así que juntos decidieron hacer las Américas.

Junto a un socio estadounidense alquilaron un local que ya era una hamburguesería, pero aplicaron dos nuevos conceptos: la comida rápida puede ser sana. Y por ser sana no tiene porqué ser cara. Con esas dos ideas confirguraron la carta de «Black Iron Burger», que fue un éxito inmediato.

Con una inversión inicial de unos 300.000 dólares y la ayuda del socio americano («fundamental», explica el chef sevillano), pusieron en marcha el primer local. Dos años después, ya tienen tres restaurantes y la bendición de la prensa americana, que ya los ha calificado como uno de los mejores sitios donde comer hamburguesas en Nueva York.

Cátering y «food trucks»

Animados por el éxito de las hamburgueserías y las buenas críticas, decidieron poner en marcha un proyecto paralelo, en la que no solo están Jaime Guardiola y Víctor Ortega. También los cocineros sevillanos Pedro Ruíz-Ocejo y Luis Carlos Pérez son socios de esta aventura americana. De momento la acogida es muy buena, pues ya han tenido encargos para marcas tan reconocidas como Microsoft o el Instituto Cervantes.

Esta línea de negocio, además, les permite ser más creativos y acercar su producto a la cocina española. «La comida española está muy de moda, pero hay que adaptarla a los gustos locales», explica Guardiola. Y tener cuidado con la presentación: «Eso es fundamental», insiste.

Tres restaurantes y un cátering ya parecen suficiente tarea para los socios de esta aventura americana. Pero tampoco han parado ahí. Para desarrollar más la marca de sus hamburgueserías, han empezado a llevar camiones de comida a la calle para vender en ferias gastronómicas callejeras. «Ahora mismo tenemos dos puestos, y es mucho mejor negocio que abrir un restaurante, no necesitas tanta inversión», explica el chef del grupo. Menos inversión, más beneficio.

«Asentar, limpiar, pulir»

Después de tanto crecimiento, estos empresarios y cocineros andaluces han decidido que es el momento de «quitar el pie del acelerador», explica Guardiola. «Hay que asentar, limpiar y pulir lo que estamos haciendo». Sin embargo no es un paso atrás, es solo un tiempo que se dan para ordenar y poder crecer con cabeza. Y en ese crecimiento quieren que les acompañen más andaluces. De ahí que quieran fichar a su personal nuevo en Sevilla. ¿Y el futuro? «Nuestra finalidad es franquiciar. Nuestro sueño es que llegue alguien que quiera explotar nuestro negocio». Mientras eso llega, Guardiola y sus socios siguen sirviendo una de las mejores hamburguesas de Nueva York. Golazo por la escuadra a la cocina americana desde Sevilla.

 

ABC DE SEVILLA

¿Quieres vivir en Nueva York? Una empresa busca cocineros sevillanos

Black Iron Burger, regentado por cuatro andaluces, quiere contratar personal de cocina de Sevilla para sus restaurantes y cátering en Estados Unidos

 

Personal de Black Iron Burger

Cuatro emprendedores de Sevilla tienen una idea fija en la cabeza: «Queremos traer sevillanos a Nueva York». El chef Jaime Guardiola y el empresario Víctor Ortega tienen claro que quieren compartir su apuesta -y su éxito- por la cocina en Estados Unidos con gente de su tierra. A su proyecto se unieron los cocineros Pedro Ruíz-Ocejo y Luis Carlos Pérez primero. Ahora quieren que más andaluces pasen por las cocinas de sus restaurantes.

Estos andaluces se marcharon hace un par de años a América con la idea de montar un negocio de restauración. No era algo nuevo en sus vidas. Ortega había montado varias empresas y es algo que lleva en el ADN -su padre es empresario también-. Guardiola es chef y comparte junto a sus hermanos el exitoso restaurante Tribeca en Sevilla. Con la ayuda de Ruíz-Ocejo y Pérez, y en solo tres años, han conseguido aprobar con nota su examen en Nueva York: tienen tres restaurantes (Black Iron Burger) y acaban de abrir un cátering con el que trabajan para marcas de tanto prestigio como Microsoft o el Instituto Cervantes.

«Gente cualificada»

Ahora, cuando toca ampliar plantilla -ya son unos 50 en nómina-, han pensado que quieren rodearse de gente de su tierra. «Buscamos personal de cocina», explican. Buscan para ello «gente cualificada y con experiencia», pero, puntualiza Guardiola, lo más importante es la actitud: «Queremos que quien se venga tenga buena disposición, que trabaje bien en equipo».

 

Hamburguesas con la bandera de España de Black Iron Burger

Explican estos empresarios que gracias a un acuerdo con la embajada, pueden contratar directamente en España para poder llevar a sus cocinas. El objetivo, explica Guardiola, es terminar de cerrar un acuerdo también con la escuela de hostelería donde él estudio, El Alarbadero de Sevilla, «y poder traernos cocineros en prácticas de allí».

Aunque a priori parece una oferta irrepetible, piden prudencia a quienes quieran probar la aventura de irse a vivir a Nueva York. «Hacer vida aquí es complicado, y si tienes cargas familiares, es más complicado aún», advierte Guardiola. Él mismo vive a caballo entre la EEUU y Sevilla y reconoce que es duro. «Ahora mismo a mí me compensa, pero fácil no es». Pero no por eso quiere restar ganas al que quiera probar trabajar con ellos en Nueva York. «Merece la pena», sentencia. Quienes estén interesados, explican, pueden mandar su currículum a jobs@blackironburger.com.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.