Luto nacional
24 de mayo de 2024
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
El «sanchismo» de «podemiza» [Editoriales]
No al juego de la polarización [Entrevistas]
Feijóo y el escenario político actual [Entrevistas]
Herrera y la presidencia de la RFEF [Entrevistas]
Regreso del mesías independentista [Editoriales]
Desde el CEU Fernando III de Sevilla [Editoriales]
Entrevista a Javier Tello. CEU Sevilla [Entrevistas]
volver  
 
24 de febrero de 2016

Las condiciones de Albert Rivera

"Pedro Sánchez escenifica algo que no suma" 

Descargar

 

COPE

Una tragedia de incalculables dimensiones; el acuerdo PSOE-Ciudadanos para la investidura, con la eliminación de las diputaciones como una de las exigencias de Albert Rivera, "un plato que no es de buen gusto para el PSOE"; u el cambio de fecha de inicio del pleno de legislatura, favoreciendo el protagonismo de Pedro Sánchez, en el editorial de Carlos Herrera.  

Acuerdo PSOE-CDs 

EL MUNDO

Así es el acuerdo PSOE-Ciudadanos: no contempla una subida de impuestos y sí reformar el 135 de la Constitución

En materia laboral se recogen finalmente tres contratos: indefinido; de formación; y uno temporal con indemnización creciente e incentivos

Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante la reunión que mantuvieron en el Congreso

Después de dos semanas de negociaciones, hay fumata blanca en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Ciudadanos. "Habrá acuerdo", ha sentenciado Pedro Sánchez tras aceptar las 5 propuestas para una reforma de la Constitución exprés que ha puesto sobre la mesa Albert Rivera. A estas horas, los dos partidos ultiman la redacción del acuerdo, en el que no se incluye una subida de impuestos, hay una reducción del IVA cultural al tipo mínimo y se eliminan deducciones y beneficios fiscales en el impuestos de sociedades para que las empresas tributen más del 6%.

Tras jornadas maratonianas de negociación, en estas horas los equipos de PSOE y Ciudadanos se encuentran en la tarea de plasmar en el papel el pacto, en la redacción de este acuerdo de Gobierno. Fuentes de la negociación explican que "hay un compromiso para que la clase media trabajadora no pague más impuestos". En términos de programa, no se contempla una subida de IRPF. Ésta era una de las condiciones en las que más firme se había posicionado Ciudadanos, ante la intención del PSOE de ir en sentido contrario. Este punto supone dejar los tipos en los que fijó el PP: en 2015 se ha retenido un tipo mínimo del 19,5% y un máximo del 46%.

Frente a la no subida del IRPF, ambos partidos han acordado una reforma del impuesto de sociedades a fin de suprimir las deducciones y beneficios fiscales para que las grandes empresas tributen más del 6%, cifra en la que se sitúan en la actualidad. El objetivo que va a perseguir este acuerdo entre PSOE y Ciudadanos busca "un impuesto más compacto" que permita recaudar 25.000 millones, según los datos que manejan los equipos negociadores.

Sube la tributación de las grandes empresas y baja el IVA cultural del 21% al 10%. Tanto Pedro Sánchez como Albert Rivera, en la pasada gala de los premios Goya, ya manifestaron públicamente la necesidad de bajar este impuesto. En las negociaciones no han olvidado de esta promesa y aparece en el documento pactado. Asimismo se establece una horquilla para todo el territorio en elimpuesto de sucesiones.

Otro de los acuerdos pactados es una decidida apuesta por el coche eléctrico: el conocido impuesto de matriculaciones se sustituye por uno de emisiones. La pretensión es buscar una renovación del parque automovilístico y premiar a los que menos contaminen.

En materia de lucha contra el fraude fiscal, como ha informado este diario, Ciudadanos quería que los beneficiados por la amnistía fiscal del PP paguen el 10% íntegro del dinero prescrito aflorado, y no el 3% como se ha hecho. Según las cuentas de la formación emergente, supondría ingresar unos 2.800 millones.

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y miembro del equipo negociador, ha manifestado que consideran que en el acuerdo final estaría incluido entre el 70% y el 80% de las pretensiones de su partido. Éste fue el baremo que fijó Albert Rivera en días pasados para no descartar la entrada de su formación en un Gobierno de Pedro Sánchez.

Los derechos sociales tienen una relevancia especial en el pacto que se rubricará en las próximas horas. La sanidad, según fuentes de la negociación, pasa a ser underecho fundamental y se prevé una reforma del artículo 135 de la Constitución, para que se garantice la financiación de todos los derechos sociales. Las fuentes consultadas señalan que su actual formulación no garantiza la cobertura de la totalidad de los derechos sociales. [Consulte aquí lo que dice el artículo 135]

Claro está, el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos incluye la reforma de la Constitución exprés que Rivera y Sánchez habían avanzado en la reunión privada que mantuvieron en el Congreso y que el primero ha puesto como condición innegociable y que el secretario general socialista ha aceptado tan sólo unas horas después.

Los puntos de la reforma de la Constitución exprés que C's exige al PSOE

  1. Supresión de los aforamientos, y que sólo queden limitados a la actividad parlamentaria. Que no protejan los casos de corrupción, como, por ejemplo, el caso de Rita Barberá.
  2. Reforma de las Iniciativas Legislativas Populares, para rebajar de 500.000 a 250.000 las firmas necesarias para presentarlas.
  3. Despolitización de la Justicia. Separación de poderes para que los jueces no sean designados por los partidos políticos.
  4. Supresión de las diputaciones. Reforma de la administración para suprimir duplicidades y evitar la necesidad de acometer recortes. Ciudadanos deja fuera las diputaciones forales y los cabildos insulares.
  5. Limitar los mandatos del presidente del Gobierno a 8 años.

Esto es, el PSOE ha aceptado, finalmente la supresión de las diputaciones, uno de los principales escollos en la negociación, que serán sustituidas por un consejo provincial de alcaldes y alcaldesas, que mantendrá los servicios públicos que ahora prestan las Diputaciones. Esto es, los dos partidos pueden vender este punto como un éxito: desaparecen como tal las diputaciones, como quería Ciudadanos, pero más bien podría hablarse de una reformulación, que era la apuesta del PSOE.

Lo que no desaparece es el Senado. El documento que ambas formaciones presentarán en las próximas horas se apuesta por una redefinición de su función y de sus capacidades y una reducción de sus miembros, que de los 266 senadores actuales pasarían a unos 80. Una apuesta por el modelo alemán.

Tres contratos

Las relaciones laborales ha sido uno de los principales puntos de fricción del acuerdo. El PSOE proponía tres contratos y la apuesta de Ciudadanos era por el contrato único. Finalmente habrá tres, pero con un guiño al partido naranja: indefinido; de formación; y uno temporal con una duración máxima de dos años, indenminzación creciente e incentivos para pasar a indefinido. Éste último no estaba contemplado así por los socialistas y ha sido modulado para convencer a los de Albert Rivera.

Desde los dos partidos muestran su "satisfacción" por el pacto, ya que ambos han conseguido que la otra parte flexibilizara sus posiciones de inicio.

Asimismo, el acuerdo contempla priorizar los convenios de las empresas frente a los sectoriales, salvo algunas excepciones.

Con todo, los 130 escaños que sumarían PSOE y Ciudadanos seguirían siendo insuficientes para investir a Sánchez. Ambas formaciones necesitarían, como mínimo, la abstención del PP o de Podemos; y ambos han ratificado que su intención, en estos momentos, es votar en contra.

 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.