Luto nacional
29 de noviembre de 2021
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
Entrevista a Paco Ortíz [Entrevistas]
Los Presupuestos han sido acordados [Editoriales]
Entrevista com Rafael Amil [Entrevistas]
Entrevista a Enrique Pérez Pla [Entrevistas]
El paseillo del Tron 24 NOVIEMBRE 21 [El paseillo del Tron]
«Sin ti no puedo vivir» [La canción del día]
Entrevista con Fernández Mañueco [Entrevistas]
volver  
 
23 de noviembre de 2020

La Ley Celaá, inmigración y la vacuna

"¿Se puede obligar a alguien a ponerse una vacuna que ha batido todos los récords de precocidad?"

Descargar

El comunicador se pregunta qué pasará si en el mes de junio sólo el 20% de la población ha accedido a ponerse la vacuna del coronavirus

COPE

 

Señoras, señores, me alegro. ¡Buenos días!

 

La incidencia de la pandemia en el conjunto de España sigue bajando. El viernes era de 419 casos por cada 100.000 habitantes y anoche Sánchez avanzó que este lunes se colocará por debajo de 400. En este sistema de conteo, el lunes es un día difuso, por lo que hay que esperar al martes. Pero las cosas se están conteniendo a merced de las medidas que se toman y que se mantienen, y que darán paso a una Navidad forzosamente contenida si queremos llegar a las vacunas con la cosa en orden.

Ayer, el sonido de España era el de cláxones sonando en muchas ciudades. Hasta 30 ciudades que fueron escenario de marchas numerosas contra la Ley Celaá. Oiga, si el que ha creado la Ley no quiere oír el clamor de la calle, no tiene por qué oirlo. Allá ellos. Pero alguien de los que están ahí alrededor todos los días para decirles cosas, o que el Rey va desnudo o que son mortales, deberían decirle que el sonido está ahí. Y que la gente está ahí, aunque ellos no lo vean. Y la gente salía ayer a la calle para protestar por una ley que, además del atentado a la lengua vehicular, quiere acabar con la educación especial, con la escuela concertada, con la exigencia del esfuerzo... 

La gente no quiere ser víctima de una agresión revestida de ideología. Y tienen derecho a defenderse. Sobre todo cuando se pone en marcha un ataque devastador a la libertad como el que supone esta ley. Ayer, caravanas de coches lucían banderas naranjas, nuevo símbolo de la libertad y del sentido común. Del sentido común de recordarle al Estado y a todos estos confesos de esta religión del 'estatismo' que hace que sólo vean a través de ojos de Estado: 'Oye, Estado, que tú a mí no me pagas nada. Tú no me mantienes. En todo caso, soy yo el que te mantengo a ti. Y tú eres el que está a mí servicio. Y no al revés'. Porque hay cada vez más gente que acepta por normal que el Estado sea el nuevo Dios de una religión de sustitución que pone al Gobierno como el gran credo.

Ya saben ustedes que el asunto de la escuela concertada es uno de los más delicados que contempla esta ley y ayer fue uno de los que forma más evidente estaba en el argumentario central de los que protestaban. La concertada también es un servicio público que le ahorra al Estado 3.000 millones de euros. La ley de la señora Celaá parte de un par de premisas falsas: para mejorar la escuela pública no hace falta degradar la concertada. Del mismo modo que para procurar el conocimiento de las lenguas autonómicas no hace falta excluir el español. Es tan sencillo como eso. Es un razonamiento perverso. En el caso de la concertada esconde un sectarismo ideológico sustentado en un intento de crear una sociedad homogénea y partidista. Y en el segundo, estigmatizar lo español. Ya no sólo 'el' español. Los padres contribuyen con sus impuestos a financiar el colegio público. Y los que no lo utilizan invierten además de su dinero quitándolo de lo que tienen para que su hijo se eduque de una forma concreta en función de los criterios de libertad de esos padres. Y ahorrándoles no poco dinero al Estado. Es un servicio público que está infrafinanciado por el Estado. Y por eso los padres pagan voluntariamente una cuota a la escuela concertada.

Ayer, no poca sensación de enfado y rebeldía contra la ley de esta individua. ¿Y cómo vieron esas movilizaciones desde Moncloa para que sus asesores le montaran urgentemente a Sánchez un 'aló Presidente' el domingo en televisión? Después de haberse reunido con el G-20, que parece que lo presida él. Tal y como hablaba, parecía que el G-20 es una cosa suya de toda la vida.

HERRERA: "MONCLOA PRODUCCIONES TUVO QUE ACTUAR"

Con todo el marrón de la migración en Canarias, los problemas de la covid y la respuesta de la calle a esa Ley Celaá, Moncloa Producciones dijo que había que hablar de la vacuna. Que parece también que ha inventado él la vacuna. Dos vacunas que técnicamente no existen. No tienen los aprobados finales, ni físicamente están ya depositadas para comprarlas... Pues salió Sánchez a hablar de esta vacuna, que tiene que estar lista en enero, que va a ser efectiva para una parte sustancial de los españoles, que van a estar inmunizados en junio...

¿NOS PUEDEN OBLIGAR A PONERNOS LA VACUNA?

La Vacuna

Nos va a vacunar el mismo señor cuyo Gobierno nos dijo que las mascarillas no eran necesarias. Así que habrá que ser comprensibles con los que muestren escepticismo con una vacuna que no va a ser obligatoria. Se repartirá en 13.000 centros, que son los mismos centros de salud de atención primaria. En eso nos vamos a diferenciar de Alemania, que va a habilitar espacios públicos diferentes a los ambulatorios.

Y empezarán a suministrar por sectores, que todavía no están definidos, aunque es fácil pensar que sean en primer lugar mayores vulnerables y sanitarios.. Pero, ¿qué pasa si llega enero o febrero y aquí la vacuna se la pone poca gente? ¿Se va a abrir el debate sobre la obligación de vacunar a la población? ¿Se puede obligar a alguien a ponerse una vacuna que ha batido todos los récords de precocidad en las fases de investigación? Ese debate es muy interesante.

Hay científicos que expresan todavía algunas dudas acerca del mecanismo del coronavirus. Del RNA mensajero. El que tiene que dar una orden a una célula para que segregue una proteína. Algunos no lo acaban de ver claro. No todas las vacunas son de ese orden, pero las dos primeras sí.

Si no se toma la decisión de que sea obligatoria, puede darse el hecho de que a lo mejor sólo se ha vacunado en junio el 20% de la población. Y nos encontraríamos ante un debate científicamente interesante.

 

 

“Emigrantes sin papeles, no; emigrantes sin papeles, sí” es la canción del dúo Pedro y Pablo

El problema del dúo "pimpinelo", dice el profesor, es que cuando se ponen a actuar aplastan la educación con su ley

Emigrantes sin papeles, no; emigrantes sin papeles, sí es la canción del dúo Pedro y Pablo
 
Descargar

Luis del Val pone el foco de la imagen del día en el dúo Pedro Sánchez-Pablo Iglesias:

"En esta partida de ping-pong, que juegan sobre el tablero de nuestras vidas Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, me acordaba de Indíbil y Mandonio durante las guerras púnicas, pero enseguida me di cuenta de que, más bien, son el dúo Pimpinela. Además, te refieres a las guerras Púnicas, y algunos españoles que pasaron por las aulas, según las reformas de los socialistas, se creen que las guerras púnicas son un caso de corrupción del PP. Indíbil murió en la guerra y Mandonio ejecutado, e igual vienen y me detienen por propagar el odio al dúo Pimpinela.

Yo no fui seguidor del dúo Pimpinela, pero poseían dos virtudes: primero, no era obligatorio escucharlos y, segundo, sus discusiones eran de ficción y no afectaban a nuestras biografías. El problema del dúo Pimpinela formado por Pedro y Pablo, es que cuando se ponen a actuar, la bonita canción que lleva por título “Emigrantes sin papeles, no; emigrantes sin papeles, sí”, una querida tierra de España, Canarias, va quebrándose, porque sus cimientos se asientan en el turismo, y a punto de comenzar la temporada alta, la que atrae a los viajeros con mayor poder adquisitivo, el Pimpinelo habla de llevar a cabo un referéndum en el Sahara, y el rey de Marruecos, que es más listo que los dos pimpinelos juntos, pone en marcha el “Puente Cayuco”, que es como el puente aéreo de Madrid-Barcelona pero por mar.

Una ley que aplasta las escuelas especiales, destroza la escuela pública y destruye la concertada

Eso cuando discuten. Cuando se ponen de acuerdo los pimpinelos todavía son peores, porque consensuan una ley de educación, que llevó a los españoles de de varias ciudades a la calle, por una ley que destroza la escuela pública y la convierte en un centro de acogida de fracasos pedagógicos; destruye a plazos la concertada, que funcionaba de manera aceptable y le ahorraba unos cientos de millones de euros a los españoles, y, en el colmo, aplasta una ejemplar iniciativa cívica, la de las escuelas especiales, que supuso un avance en el cuidado y calidad de vida de las personas con discapacidad. Y no hablaron con nadie. Los pimpinelos y sus secuaces ya saben lo que necesitamos para ser felices. Pero cada vez saldrá más gente a la calle, porque la bota autoritaria cabrea. Y eso no lo cura saliendo el Pimpinelo mayor hablando de una vacuna que todavía está sin autorizar y que mantiene serios interrogantes".

 

El análisis de Herrera sobre las manifestaciones contra la Ley Celaá: "A Sánchez deben decirle que existen"

El director y presentador de 'Herrera en COPE', Carlos Herrera, ha analizado las movilizaciones que han llenado este domingo las principales ciudades de España contra la Ley Celaá

El análisis de Herrera sobre las manifestaciones contra la Ley Celaá: A Sánchez deben decirle que ex
 
Descargar

Carlos Herrera, director y presentador de 'Herrera en COPE', ha comenzado el programa de este lunes analizado las manifestaciones que tuvieron lugar este pasado domingo en diversos puntos de España contra la Ley Celaá: "Los españoles que consideran que el Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en marcha un ataque devastador contra la libertad debía ser contestada en la calle, ayer lo hicieron. Si el Gobierno no quiere ver el clamor de la calle que no lo vean, pero cualquiera de los susurradores de caballos que hay en Moncloa y que recuerdan a Sánchez que es mortal que le digan que los españoles que protestaron están ahí. Esta ley, por muchos cuentos que nos quieran contar, castiga al castellano, a la educación especial y quiere acabar con la importancia del esfuerzo. Esta es la Ley Celaá".

En este sentido, Herrera ha explicado que cada comunidad autónoma puede ahora marcar la pauta a la hora de aplicar esta polémica ley: "En función de las competencias de cada Gobierno regional se aplicarán las leyes más comprometidas de esta ley en función de sus criterios. Desde el Gobierno lo verán como una especie de rebelión, pero los estatutos de cada comunidad lo pueden hacer, al igual que ya lo hizo a su manera Cataluña".

En otro orden de asuntos, el director de 'Herrera en COPE' se ha referido al discurso que Pedro Sánchez ha pronunciado a última hora de la pasada tarde sobre la reunión del G-20 y también sobre el futuro Plan de Vacunación que el Gobierno presentará el próximo martes: "Este domingo parecía un día otoñal perfecto de noviembre, pero Sánchez volvió aparecer para dedicarnos un relato a su manera. Cualquiera que escuchará a Sánchez pensaría que le G-20 había sido convocado por él y que es el líder de entre todos los líderes. A última hora del domingo, después de la reunión y con sus relaciones con Podemos muy tocadas, Moncloa Producciones S.L tuvo la idea de darnos un titular para tenernos entretenidos hoy: darnos esperanza con las vacunas. Precisamente, con unas vacunas que no están aprobadas todavía. Eso de dar esperanzas de que la vacuna va a estar en enero, que va a ser efectiva y que para verano vamos a tener a gran parte de la población protegida se debe tomar con cautela. Nos va a vacunar el mismo hombre que decía que las mascarillas no eran obligatorias. Por lo menos, las vacunaciones se harán a través de las comunidades autónomas, aunque el criterio será común y el peso recaerá sobre los centros de atención primaria".

Por último, Herrera se ha preguntado sobre el debate que existe en la sociedad española relacionado con la vacuna, ya que se está produciendo una importante división entre los partidarios de ponerse la vacuna y los que nos: "¿Qué pasa si llega la vacuna y se la pone poca gente?, ¿Se puede obligar a una persona a ponerse una vacuna que ha batido todos los récords de investigación? Lo único común a lo que llega Sánchez es que estas navidades no pueden ser igual que las demás, no deben, así que todo dependerá de los planes que también redacten y apliquen cada comunidad autónoma". 


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.