Luto nacional
24 de enero de 2022
 
   
     
     
VER-ORIGINAL
Últimas Noticias/Entrevistas
Radio Carlitos EdiciónDeluxe Vol - 159 [Radio Carlitos Deluxe]
El conflicto entre Rusia y Ucrania [Editoriales]
El paseillo del Tron 21 ENERO 22 [El paseillo del Tron]
El paseillo del Tron 20 ENERO 22 [El paseillo del Tron]
«Perfidia» [La canción del día]
¿Va haber un tripartito en Euskadi? [Editoriales]
Grupo Risa: Asociación de Víctimas [El Grupo Risa]
volver  
 
29 de octubre de 2020

Entrevista a Hugo Stuven

Entrevistado: "Hugo Stuven"

“Hay gente que no ha hablado de ETA en 20 años”

Descargar

 

COPE

Ha llorado mucho haciendo este documental. Un documental que ha sido como rodar tres películas. Muy intenso, largo, y con una responsabilidad añadida. La del dolor que no se va.

Tanto es así, que el documental ya recibe críticas en Twitter o en Instagram a pesar de que no se estrena hasta mañana. Y es que el terrorismo sigue doliendo. Más de 800 asesinatos, 50 años de terror, que Hugo Stuven ha resumido en 8 capítulos... 90 entrevistas más tarde, llega a Amazon Prime “El Desafío: ETA

Asegura que fue un gran reto, porque no quería voz en off, quería a los protagonistas, y ser entendible para gente de fuera y gente joven. Lo cuentan las personas que estuvieron allí, más de 90 personas “y quien no está es porque no ha podido... en este caso menciona a Rubalcaba. No son opiniones, son gente que lo vivieron. Están los 4 expresidentes del Gobierno, algo inédito.

“Hay gente que no ha hablado en 20 años del tema ni siquiera en su círculo personal”, y con eso, Stuven se da cuenta de la magnitud de este documental. “Las entrevistas a los verdugos, sientes el dolor, pero tenían que estar allí, y todo el mundo sabía quién iba a estar”.

Además de los testimonios, hay imágenes inéditas, papeles incautados, escuchas, fotografías... un gran reto que combina los testimonios y los documentos. Navegar en este documental, es arriesgarse a llorar, y a descubrir más cosas de nuestra historia

Tráiler oficial de la serie documental Amazon Original
"El Desafío: ETA"

 

Disponible en Prime Video a partir del 30 de octubre. 

 

EL MUNDO - LUIS NÚÑEZ-VILLAVEIRÁN

Entrevista Hugo Stuven director de El Desafío: ETA

“El dolor no entiende de tiempo, de espacio... no entiende de nada y han pasado 50 años”

Hugo Stuven (Madrid, 1978) tenía el camino marcado con vías de celuloide. Hijo del mítico realizador chileno del mismo nombre, seguir los pasos de su padre era el destino más lógico. Pero él quiso dar un paso más, de la pequeña a la gran pantalla. Hasta que un día, Amazon Prime Video se cruzó en su camino y le planteó uno de los retos más complicados para cualquier artista español: resumir 50 años de terrorismo etarra en 8 episodios de 50 minutos.

Sin un conocimiento profundo de la historia de la organización terrorista, se embarcó en un proyecto de 20 semanas de rodaje a lo largo y ancho del territorio español. Casi 90 entrevistas más tarde, desde terroristas a todos los expresidentes vivos desde el inicio de la democracia, así como material inédito, el resultado es El Desafío: ETA que se estrena en la plataforma el 30 de octubre.

PREGUNTA.- ¿Cuál fue tu sensación cuando te contacta Amazon Prime Video para hacer el documental?

RESPUESTA.- Yo venía de hacer dos largometrajes y cuando me contactan me viene un gran peso de responsabilidad, cierto miedo a un género que no había tocado. Estuve pensándolo varios días y lo vi como una gran oportunidad. Venía Amazon Prime Video a hacer un original y cómo no iba a hacerlo. Responsabilidad porque es una historia sensible y también por cómo se iba a contar. Aunque se fue diluyendo a medida que iba trabajando con el equipo.

P.- ¿Qué nivel de implicación tomaste cuando te llega el armazón del documental?

R.- Cuando llegó el armazón, tomé posesión de todo como director de cine. Me habían llamado por eso, no sólo en la labor de realización. Entonces, incorporé a un guionista al equipo de redactores, David Zurdo. También tenemos a Jose Antonio Zarzalejos como asesor editorial pero al final la última decisión la tomaba yo. No sólo en términos visuales sino también de contenido, si esto podía funcionar o no. Porque la historia de ETA en España es enorme, a mí me abrumaba mucho porque era un poco inabarcable. La historia la contamos de manera cronológica, 8 capítulos, desde los inicios a la disolución y entre todos los grandes atentados hay pequeñas ramificaciones.

P,. Hay más de 80 testimonios en el documental. ¿Quería preguntarte por tus sensaciones al estar ante un terrorista, un expresidente...?

R.- Es inevitable, estás ahí con toda el equipo y es verdad que los expresidentes impresionan con toda su parafernalia pero a mi me tocaron mucho más los testimonios de víctimas. Por ejemplo el de un matrimonio que perdió a sus dos hijas de cuatro años. Y he dicho en alguna ocasión que he llorado mucho haciendo el documental pero no solo yo, mucha gente del equipo. Había testimonios desgarradores. Pero a mí me impresionó mucho la cantidad de entrevistas que hemos hecho. Casi 90 entrevistas, 20 semanas de rodaje y cuando terminas te das cuenta de que no has parado. Que te has ido a París, a Irlanda, a todo el País Vasco. Echas la vista atrás y dices este proyecto es muy grande.

P.- Me has hablado mucho de víctimas y presidentes, pero también quería saber un poco la parte de los terroristas.

R.- Cuando ves a una persona que tiene víctimas en su currículum... Impresiona mucho escuchar a víctimas porque son testimonios desgarradores pero también a gente del otro lado de la banda. A veces, por su insensibilidad. Hay en el documental testimonios que impresionan por eso, porque desgarran y porque te hacen un nudo en el estómago y otros porque casi son incomprensibles. Pero tienes que ser profesional e intentar que salga la mejor entrevista posible. Pero es verdad que impresiona bastante

P.- Me dices que has llorado y no sé si fue la emoción, el momento dramático o los testimonios.

R.- Una de las cosas que más me impresionó de trabajar en El Desafío fue cómo ha quedado latente el dolor. Recuerdo, por ejemplo, la entrevista al hermano de Pardines en Galicia que él tuvo dudas a la hora de hacerla. No es que no quisiera, sino que llevaba mucho tiempo sin hablar de eso. Impresiona mucho porque es la primera víctima y te das cuenta de que parece que fue ayer. Se puso a hablar y tal y como lo estaba contando... yo ya no podía parar de llorar. El dolor no entiende de tiempo, de espacio... no entiende de nada. Y ya han pasado 50 años... Ahí me di cuenta de la magnitud de las entrevistas que teníamos por delante porque fue de las primeras. Y la verdad que se te desgarra el alma cuando lo escuchas hablar.

P.- También conseguís mucho material inédito de operaciones... Cuando lo ves, ¿qué piensas?

R.- Como creador se te enciende los ojos, las bombillas y la creatividad y tienes ganas de verlo. Había muchísimas horas y vimos un montón de material. Y mientras lo ves, te estás dando cuenta de que quieres que la gente lo vea porque es como oro, es un valor añadido. Sólo lo había visto la Guardia Civil, por ejemplo, que dio muchas imágenes y luego teníamos que pedir permisos de algunas de ellas a familiares porque eran un poco sensibles. Nosotros no ahondamos en el morbo porque sí. Hay cosas muy duras pero están colocadas en momentos concretos y por algo. Es uno de los grandes valores del documental.

P.- Te he leído que rodar este documental era como rodar tres películas.

R.- Es que tengo dos largometrajes con cinco o seis semanas de rodaje cada uno y de repente aquí me planteo 20 semanas de rodaje del tirón. Producción hizo un trabajo maravilloso, también los cámaras, el director de fotografía... Me traje el equipo de cine con el que trabajo y fue muy bonito ver cómo se unía al mundo de la televisión. Entonces, al final, cuando digo que es como rodar tres películas, es porque fue muy intenso coordinar todo. Además, no es como en ficción, que ruedas un plano y si no te gusta haces otro. Aquí son pequeños directos, las entrevistas, y las hay muy complejas o sensibles y no puedes estar pidiéndole “oye, ¿puedes llorar otra vez?”.

P.- Por lo que cuentas, ¿podríais haber sacado 23 capítulos?

R.- Yo creo que que hace falta otros 50 años para entender la historia. Condensar todo esto en ocho episodios es un gran trabajo de guión, de preproducción... Y siempre decíamos que el documental estaba vivo y que no podíamos tampoco ceñirnos a algo concreto. Es verdad que teníamos un camino pero eran los entrevistados los que al final te hacían el guión.

P.- En España es una historia más emocional pero, ¿cómo crees que se interpretará o entenderá el documental fuera de nuestras fronteras?

R.- Es una historia muy española, pero hay un denominador común a esta y a otras que es el dolor. No sé si pasará lo que me pasó a mí cuando vimos el producto terminado. Se me quedó un nudo en el estómago que se tardó en deshacer. El documental está hecho para que lo entienda cualquier persona del mundo. Al final es un viaje de sensaciones. Yo no conocía mucho de la historia de ETA pero después de un año entero, no te digo soy un experto, pero conozco muchísimo todo lo que ha pasado. Es una de las cosas que también me gustan mucho de la profesión.

P.- ¿Cumple entonces el documental ese objetivo de radiografiar esa etapa? ¿Se la muestra a generaciones que no la han vivido, por ejemplo?

R.- Creo que es bastante entendible para un chaval, sí. De hecho, ya hemos hecho un cierto testeo entre gente joven y acaban impresionados y quieren saber más, porque no se lo creen. O sea, piensan que es un poco ficción. “¿Cómo ha podido pasar aquí y no sé nada de esto?

P.- ¿Qué elementos diferencian a este documental, El Desafío, respecto a otros que se han hecho de la organización terrorista?

R.- Uno de ellos es la forma en la que está contada, lo cuentan los protagonistas y son de primer nivel. O sea, todos los expresidentes vivos desde la creación de la democracia, gente que estuvo en la banda, víctimas familiares de ambos lados, guardias civiles que estuvieron en operaciones concretas. Y luego hemos querido construir un documental que sea muy atractivo también visualmente, muy cinematográfico y es algo que creemos que tampoco se ha hecho.

P.- ¿Creéis que habéis hecho un producto objetivo, algo complicado en un tema tan sensible?

R.- Era un reto complicado porque es difícil ser equidistante en este tema. Yo como director me posiciono en el dolor. Pero sí queríamos un documental plural, que hablara todo el mundo. Y no ha habido ninguna censura por parte de la productora, ni de Amazon Prime Video, cosa que es de agradecer como creador. Pero al final todos cuentan su vivencia y cómo lo han vivido. Lo que sí querías es que el espectador fuera el que tomara partido y debatiera con los suyos. Yo estoy viendo ya críticas en Twitter o en Instagram de gente que no ha visto el documental. En España somos así.

P.- Tu conocimiento sobre el tema era un poco limitado pero, ¿eso supuso una ventaja o un inconveniente a la hora de hacer El Desafío?

R.- La productora lo ve como un valor añadido y me hacen creerlo también porque no estaba posicionado sobre nada preconcebido. No sabía lo que eran los 'polimilis' y otros conceptos de los que no tenía ni idea. Y eso es apasionante. Te das cuenta de que has estado un poco en la inopia. Tú por ahí haciendo tus cosas y en España pasando esto y eso impresiona mucho.

P.- ¿Qué sensación quieres que tenga alguien cuando termine el documental?

R.- Me gustaría que la gente cuando lo viera se diera cuenta de que obviamente no se puede repetir. O sea, es inconcebible utilizar la violencia para algo, ya sea para para un pensamiento político o para lo que sea. Que se den cuenta que no vale para nada. Yo quiero que la gente, no voy a decir que sufra, pero que tengan ese nudo en el estómago que se me quedó a mí cuando lo terminé, que tardó tiempo en deshacerse y que se te queda. Tampoco yo pretendo dar ningún mensaje haciendo este documental, es que el mensaje está solo.

P.- En cierto modo, no es sólo que opinen y disfruten, sino que se aprenda.

R.- Es que al final no es una película es algo real. Como te decía, es muy difícil ser equidistante en esto. Hay gente que mata y gente que muere. Tú estás dirigiendo un documental y quieres que la gente vea todos los ángulos, pero tú internamente estás sufriendo mucho viendo cómo sufre la gente después de 20, 30 años. Gente que no ha hablado nunca de nada de esto, ni con su familia y de repente se abren a ti y lo cuentan.


enviar a un amigo comentar
[Se publicará en la web]
facebook

Traducir de 

Comentarios 0

Administración
  Herrera en la red
  Herrera en imágenes
  Sitios que me gustan
 
©Carlos Herrera 2003, Todos los derechos reservados
Desarrollado y mantenido por minetgen, s.l.